Día de caos en Londres por huelga de trabajadores del Metro

Los sindicatos realizan un paro generalizado de 48 horas debido a que no fueron cumplidas sus demandas sobre aumentos salariales y condiciones sobre el servicio de 24 horas que pretende introducir ...
Usuarios del transporte público guardan largas colas para tomar un autobús ante la estación de metro de Victoria de Londres
Usuarios del transporte público guardan largas colas para tomar un autobús ante la estación de metro de Victoria de Londres (EFE)

Londres


Londres vive hoy una jornada de caos por la huelga que secundan los trabajadores del Metro, que por primera vez en trece años ha obligado a cerrar todas las líneas del servicio, utilizado cada día por tres millones de personas.

La medida de fuerza, que empezó ayer a las 17:30 hora GMT y que terminará esta noche, ha sido tomada en demanda de mejoras salariales y en protesta por los planes del London Underground (LU) de extender el horario del servicio a las 24 horas los fines de semana, que impulsa el alcalde de la ciudad, Boris Johnson.

El paro, convocado tras fracasar las negociaciones entre el LU y los sindicatos, coincide con una huelga de los trabajadores de la línea de trenes First Great Western, que comunica Londres desde la estación de Paddington con ciudades del sur de Inglaterra.

El paro ha causado serios problemas para millones de personas que querían ir hoy a sus puestos de trabajo, al formarse largas colas en las paradas de los autobuses. En algunos casos, los conductores se negaron a conducir sus autobuses porque iban muy llenos y ningún pasajero quería bajarse de los vehículos en un intento por llegar de alguna forma al trabajo, según informan hoy los medios locales.

Un ejército de ciclistas invadió esta mañana a la hora pico las calles del centro de Londres para intentar llegar a tiempo a sus centros laborales, mientras que otros prefirieron hacerlo a pie. El Metro de esta ciudad, que es el más antiguo del mundo fundado en 1863, es también uno de los más caros.

Un viaje sencillo para un adulto a la turística Picadilly Circus en el centro tiene un costo de 3.30 libras (cinco dólares) con la llamada tarjeta-abono Oyster que tiene un valor de cinco libras (ocho dólares).

Transport for London (TfL), a cargo de todo el transporte de la ciudad, ha animado a la gente a caminar o desplazarse en bicicleta, mientras que el servicio del metro se reanudará mañana.

Los sindicatos han rechazado la última oferta salarial del LU, que incluye un incremento de los sueldos del 2 % este año y un monto adicional para los conductores que trabajen por la noche, ya que a partir de mediados de septiembre el metro operará toda la noche durante el fin de semana, aunque sólo en algunas líneas.

La autoridad que regula el transporte público local, Transport for London (TFL), informó que ninguna de las once líneas del Metro funciona debido a lo que calificó como un "paro innecesario". El director del Metro de Londres, Steve Griffiths, acusó a los representantes sindicales de abandonar las negociaciones y de no presentarse a la mesa de diálogo. Asimismo defendió el servicio nocturno del Metro.

"Un servicio nocturno en el Metro es algo que los londinenses y los negocios han estado pidiendo durante años. Hará la vida más fácil para todos, recortará el tiempo de viaje, creará más empleos, y levantará la economía", sostuvo Griffiths en un comunicado. Por su parte, el líder del sindicato del Metro RMT (Rail Maritime and Transport), Mick Cash, afirmó que la huelga tuvo un "sólido apoyo" de sus miembros.

"La huelga en el London Underground (Metro de Londres) es sólida en todas las líneas y todas las estaciones ... debe forzar a los jefes del Metro a regresar a la mesa de negociaciones y abordar los problemas desde el corazón de la disputa", señaló Cash.

En tanto, millones de usuarios enfrentan un vía crucis tratando de buscar vías alternas de transporte con largas filas en las paradas de autobuses de hasta una hora de espera.