Un hombre fue visto con un niño en brazos cuando desapareció Maddie

La policía británica publicó dos retratos-robot de un hombre que fue visto la noche en que desapareció la niña en un hotel de la costa del sur de Portugal.
Retratos robot difundidos por Scotland Yard del nuevo sospechoso del caso
Retratos robot difundidos por Scotland Yard del nuevo sospechoso del caso (AFP)

Londres

La policía británica que investiga la desaparición en 2007 de la niña Madeleine McCann en el sur de Portugal publicó hoy dos retratos-robot de un hombre al que vieron con un niño en brazos en el momento de la desaparición. La policía afirmó que es de "vital importancia" determinar la identidad del hombre, descrito por los testigos como blanco, de entre 20 a 40 años de edad, de pelo castaño corto y bien afeitado.

"Si bien este hombre puede ser o no clave en desbloquear la investigación, hablar con él es de importancia vital para nosotros", dijo a la BBC el detective británico a cargo de la investigación, Andy Redwood. "Tenemos testigos que lo sitúan en la zona en torno al momento de la desaparición de Madeleine", agregó.

Madeleine McCann desapareció el 3 de mayo de 2007 en el hotel de Praia da Luz, en Algarve (sur de Portugal), una noche en la que sus padres habían salido a cenar y dejaron a sus tres hijos durmiendo sin supervisión de un adulto entre las 20:30 y las 22:00 horas.

Los retratos-robot, que serán difundidos en Alemania y Holanda, fueron elaborados en base a declaraciones de dos testigos que lo vieron en la zona de Praia da Luz. El hombre fue visto "con un niño de tres o cuatro años con el pelo rubio y posiblemente en pijama" cerca del apartamento alquilado por la familia McCann en Praia da Luz, dijo Redwood.

Un programa de la televisión pública BBC, Crimewatch, presentó además una nueva cronología de la desaparición de la niña, que modifica considerablemente lo que se había dicho hasta ahora.

La policía británica busca asimismo informaciones sobre varios hombres vistos cerca del piso de los McCann el día de la desaparición, sobre todo visitantes para asociaciones caritativas, y difundió varios retratos-robot en el mismo programa de la BBC.

La policía portuguesa archivó el caso en 2008, pero sus colegas de la policía metropolitana de Londres pasaron dos años revisando las evidencias y en julio de este año decidieron abrir su propia investigación. Los padres de la pequeña están seguros de que la niña sigue viva y no han cesado en su campaña para encontrarla.