Un hombre mata a seis personas en una ciudad universitaria de California

El autor del tiroteo fue hallado muerto en su vehículo, desde el que había disparado contra transeúntes en Isla Vista, cerca del campus de la Universidad de California.
El coche dañado del asesino (i), parcialmente en la banqueta en una calle de Isla Vista, en California
El coche dañado del asesino (i), parcialmente en la banqueta en una calle de Isla Vista, en California (AFP)

Santa Barbara

Un hombre mató a seis personas e hirió a otras siete el viernes de noche en una localidad del sur de California tras dispararles desde su vehículo, donde más tarde fue encontrado muerto por la Policía.

Los hechos tuvieron lugar en un barrio animado de Isla Vista, cerca del campus de la Universidad de California. El atacante conducía un vehículo BMW negro y disparó contra transeúntes en varios lugares del barrio de la pequeña ciudad antes de ser abatido, afirmó el jefe de Policía del condado de Santa Barbara, Bill Brown, en una conferencia de prensa en la madrugada del sábado.

El sospechoso intercambió dos veces disparos con la Policía desde su automóvil y logró escapar en las dos ocasiones. Luego chocó contra un vehículo aparcado y cuando la Policía se acercó, "comprobó que el sospechoso (...) estaba muerto, aparentemente por un disparo en la cabeza", dijo Brown. La Policía recuperó un arma corta del vehículo del sospechoso.

Se trata de "un asesinato en masa perpetrado por un tirador". Es "la obra de un loco", agregó. La Policía recibió los primeros llamados de emergencia hacia las 21:27 horas locales (04:27 hora GMT del sábado), después del primer tiroteo cerca de un pequeño supermercado, donde mató a una persona. Según el jefe policial, se identificaron hasta ahora nueve lugares diferentes donde el hombre disparó.

Nikolaus Becker, un testigo que estaba cenando en un restaurante cerca del lugar de los hechos, declaró a Los Angeles Times que inicialmente pensó en "fuegos artificiales". Luego vio a un grupo de policías desplazarse hacia el lugar del que provenía el ruido y luego retornar corriendo. "Nos gritaron que volviéramos (al interior del restaurant), y que nos protegiéramos", narró.

Sienna Schwartz contó a la cadena CNN que un balazo le pasó muy cerca. "Fue como un golpe de viento", dijo llorando. Andrew Jun, un estudiante, vive cerca del lugar donde el vehículo terminó su carrera. "Es increíble que ese tipo de cosas puedan pasar", dijo a la AFP. "Creo que el conductor fue abatido por la Policía", agregó.

Las autoridades creen que el hombre actuó solo y aseguraron que están investigando como posible prueba un video con amenazas subido por el supuesto autor de los disparos a YouTube. La Policía está "analizando pruebas escritas y grabadas que sugieren que esta atrocidad fue un asesinato masivo premeditado", declaró Brown a la prensa.

Un video subido a YouTube, difundido por la prensa estadunidense, interesa particularmente a los investigadores porque "parece vinculado" con este tiroteo, admitió Brown. Allí se ve a un joven blanco sentado al volante que se filma a sí mismo y que habla durante siete minutos sobre su soledad y su odio contra el mundo.

Los tiroteos mortales son un fenómeno recurrente en Estados Unidos: los más conocidos de los últimos años fueron los casos del colegio secundario de Columbine (Colorado, 13 muertos en 1999), del campus de Virginia Tech (32 muertos en 2007), la escuela de Sandy Hook de Newtown (Connecticut, 26 muertos, incluidos 20 niños, en 2012), el cine cerca de Denver (12 muertos en 2012) y el edificio de la Marina estadounidense en Washington (13 muertos).

El FBI registró al menos 170 tiroteos con al menos cuatro víctimas fatales desde 2006.