Ucraniano que intentó secuestrar avión es inofensivo

Aunque el hombre amenazó con detonar una bomba si la aeronave no se dirigía a Sochi "él no tenía armas, ni explosivos", dio a conocer el Servicio de Seguridad de Ucrania.
El sospechoso del intento de secuestro en el avión
El sospechoso del intento de secuestro en el avión (AFP)

Moscú

El Servicio de Seguridad de Ucrania (SSU) confirmó hoy que el hombre que intentó secuestrar un avión para desviarlo a la ciudad rusa de Sochi es ucraniano, y estaba en “estado de extrema intoxicación por alcohol” pero no es peligroso.

La identificación del hombre fue anunciada en Kiev, un día después de que intentó secuestrar el avión en el que viajaba. La aeronave aterrizó a salvo en Estambul, donde el sospechoso fue detenido y está siendo interrogado por la policía turca.

El SSU confirmó que el presunto secuestrador es un ciudadano ucraniano nacido en 1969 y residente de la ciudad de Járkov, desde donde el avión de la compañía turca Pegassus Airlines despegó la víspera con 110 pasajeros a bordo, con destino a Estambul, Turquía.

El hombre, cuyo nombre no fue proporcionado por el Servicio de Seguridad, se encontraba en un estado de intoxicación extrema por alcohol y trató de entrar en la cabina al tiempo que exigía con gritos volar hacia Sochi, de acuerdo con un despacho de la agencia Interfax-Ukraina.

Aunque el ucraniano amenazó con detonar una bomba si la aeronave no se dirigía a Sochi, actual sede de los Juegos Olímpicos de Invierno, “él no tenía armas, ni explosivos”, precisó el SSU y añadió que el pasajero finalmente se calmó.

Señaló que el avión, que para entonces iba escoltado por aviones F17 de las fuerzas aéreas turcas, no cambió su rumbo y aterrizó en Estambul, donde el hombre ebrio fue detenido y la aeronave sometida a una revisión exhaustiva.

La oficina del fiscal de Transporte de Ucrania analiza la posibilidad de abrir un proceso penal en contra del hombre, pero que en cualquier caso tendría que rendir cuentas de sus acciones.

El servicio de seguridad ucraniana insistió en que el hombre no representó ningún peligro para los pasajeros ni la tripulación porque no llevaba explosivos, sin embargo, anunció que pondría en marcha una investigación del hecho para fincar o deslindar responsabilidades.

Sobre el motivo que habría tenido el ucraniano para intentar el secuestro, el SSU comentó que al parecer buscaba presionar a los presidentes Viktor Yanukovich (Ucrania) y Vladimir Putin (Rusia), presentes en la ceremonia de inauguración de los olímpicos.

El presunto objetivo era lograr la liberación de los manifestantes opositores detenidos durante las recientes protestas en Ucrania, agregó.

Por otra parte, en Turquía la prensa estatal informó que este sábado la policía antiterrorista está interrogando al ucraniano para tratar de determinar si el hombre -al que identificaron como Artiom Hozlov- tiene algún vínculo con grupos extremistas.