Dará Evo Morales pastel de coca a Ban Ki Moon

El presidente boliviano pretende felicitar así al secretario general de la ONU, quien cumplirá años durante su estancia en Bolivia por la cumbre G77.
Una campesina boliviana participa hoy en la "jornada de masticado de la hoja de coca" ante la Embajada de Estados Unidos
Bolivia es uno de los tres mayores productores de planta de coca junto a Colombia y Perú, y en 2013 consiguió que la ONU aceptara como una excepción el mascado de hoja de coca, al tratarse de una tradición cultural profundamente arraigada en el país. (EFE)

La Paz

El presidente de Bolivia, Evo Morales, agasajará con un pastel hecho con hoja de coca al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, que cumplirá años durante su estancia en Bolivia con motivo de una cumbre de los 77 países en desarrollo y China (G77).

La alcaldesa de Cobija, Ana Lucía Reis, anunció hoy en una entrevista con la televisión estatal que Morales ofrecerá la próxima semana una torta de hoja de coca al líder de la ONU, nacido el 13 de junio de 1944, como símbolo de la cultura boliviana y para mostrar que esa planta en su estado puro "no es cocaína".

Bolivia es uno de los tres mayores productores de planta de coca junto a Colombia y Perú, y en 2013 consiguió que la ONU aceptara como una excepción el mascado de hoja de coca, al tratarse de una tradición cultural profundamente arraigada en el país.

Sin embargo, y aunque el Gobierno boliviano defiende que la planta en su estado puro no es droga, la Convención Antinarcóticos de Naciones Unidas no la ha sacado de la lista de sustancias controladas por contener un alcaloide imprescindible para sintetizar su derivado ilegal, la cocaína.

Está previsto que Ban Ki-moon llegue a Bolivia el próximo 12 de junio con motivo de la cumbre del G77 y China, bloque que, por sistema de rotación, preside este año el país andino.

Al encuentro, que se desarrollará los días 14 y 15 de junio en la ciudad de Santa Cruz (este), está prevista la asistencia de unos 30 jefes de Estado, además de delegaciones de los 133 países en desarrollo y emergentes que conforman el grupo.

El Gobierno boliviano convocó esta cumbre para celebrar los cincuenta años de creación del G77.