• Regístrate
Estás leyendo: Hillary busca romper “el techo de cristal” en estos comicios
Comparte esta noticia
Miércoles , 26.09.2018 / 02:58 Hoy

Hillary busca romper “el techo de cristal” en estos comicios

La expresión "techo de cristal" se utiliza para describir la imposibilidad de las mujeres de lelgar a ciertos puestos de trabajo. Donald Trump espera que el llamado “voto escondido” le favorezca.

Publicidad
Publicidad

Desde temprano llegaron decenas de manifestantes a la entrada de la emblemática Trump Tower de la Quinta Avenida en Nueva York, en el último día de campañas antes de la jornada electoral de hoy.

“Las mujeres vamos a votar por Trump porque lo que ha dicho sobre nosotras fue hace muchos años”, dijo una seguidora del magnate, refiriéndose a las escandalosas frases del republicano sobre las mujeres. “Con Trump se acabará el terrorismo”, aseguraba un personaje disfrazado de payaso y con un indiscutible acento sureño. “Los ilegales ya no entrarán a este país y a Hillary la van a meter a la cárcel”, gritaba una pareja de jóvenes desafiantes.

Alguno que otro seguidor de Hillary se acercaba y espetaba frases como “Trump es un misógino y racista”, o de pronto algo más derrotista como “ni modo, esto es el Apocalipsis”. Es parte del ambiente y la tensión que se vive en la ciudad más grande de Estados Unidos y sede de las dos campañas políticas de este 2016.

Mientras tanto al otro lado de la isla de Manhattan, cerca del río Hudson, trabajadores montaban un escenario en el Javits Convention Center, lugar que Hillary Clinton eligió para festejar un eventual triunfo. El edificio, que está totalmente cubierto de cristal, podría servir como símbolo de un hito en la democracia norteamericana, si es que Hillary logra ganar esta noche.

Y es que la expresión “techo de cristal” se utiliza en los estudios de género para describir la imposibilidad de las mujeres de llegar a ciertos puestos de trabajo, tanto en organizaciones como en la política. Pero además el Javits Convention Center tiene historia. Resulta que Donald Trump había intentado construir un centro de convenciones en ese mismo lugar, pero las autoridades decidieron dejar el proyecto a otros desarrolladores. Eso no le gustó al empresario, quien se dedicó a denostar el edificio que sí se construyó. Así es que hay simbolismo en el lugar para Clinton.

La campaña de Donald Trump optó por un hotel en la zona Midtown de Manhattan, a pocas cuadras de la Torre Trump. Ahí será donde reciba los resultados, y festeje de una manera mucho más íntima, en caso de que gane la presidencia. Ambos lugares empezaron a ser rodeados por policías desde la tarde de ayer. Los agentes del Servicio Secreto llegaban en sus camionetas blindadas y polarizadas, junto con varias patrullas de la NYPD (el Departamento de Policía de Nueva York). Residentes de la ciudad y turistas se acercaban para preguntar qué estaba pasando, y algunos de ellos al conocer la información respondían con alguna frase para apoyar a su candidato(a).

De hecho los operativos de seguridad no se reducen a los puntos de celebración, sino que hay presencia policíaca en toda la ciudad, sobre todo en los tres aeropuertos del área, y las zonas más vistosas o turísticas. También varios helicópteros han estado sobrevolando el área, prácticamente durante todo el día. La inteligencia norteamericana ha recibido mensajes interpretados como posibles amenazas terroristas, por lo que han decidido no escatimar en el despliegue de seguridad, no solo en Nueva York, sino en todo el país. Por cierto, también hay preocupación en 47 de los 50 estados de la Unión sobre posibles amenazas contra los sistemas electorales digitales, por lo que han pedido ayuda a la federación para defenderse de posibles “caídas del sistema”.

Donald Trump espera que el llamado “voto escondido” le favorezca en la jornada de hoy, lo que no ha sucedido en las encuestas que le dieron a Hillary Clinton hasta el final una leve ventaja. La candidata demócrata espera que hoy salgan los latinos a votar de manera pacífica, le ayuden a llevarse la presidencia, y que los cristales que se rompan, no sean los de los edificios de Nueva York ni de otras ciudades, sino los de ese “techo de cristal” que finalmente permita que una mujer llegue a la Casa Blanca.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.