Al menos 12 heridos por bomba en el centro de El Cairo

El artefacto explosivo tenía como objetivo varios policías que se encontraban en el centro de la capital de Egipto, país donde se han registrado numerosos atentados en los últimos meses.
Un hombre herido en el atentado es ingresado en el hospital Helal, cerca del lugar de la explosión, en El Cairo
Un hombre herido en el atentado es ingresado en el hospital Helal, cerca del lugar de la explosión, en El Cairo (AFP)

El Cairo

La explosión de una bomba dejó al menos doce heridos esta noche en el centro de El Cairo, anunció el Ministerio de Sanidad de Egipto, país que registra una ola de atentados reivindicados por yihadistas desde que el ejército destituyó al presidente islamista Mohamed Mursi en 2013.

La bomba "apuntaba contra varios policías que se encontraban allí", aseguró a la AFP un oficial de policía en el lugar, en un barrio céntrico muy frecuentado a esa hora, poco antes de la medianoche (22:00 hora GMT).

Un alto funcionario del Ministerio de Interior, Abdel Fattah Osman, afirmó en la televisión pública que se trataba de un atentado. Los policías acordonaron la zona y no era posible ver el lugar preciso del atentado y el blanco potencial.

Al menos doce personas resultaron heridas, "la mayoría de carácter leve", indicó Jaled al Jatib, alto responsable del Ministerio de Sanidad, en directo por la televisión pública Nile TV. Una mujer embarazada figuraba entre los heridos, precisó. Los cairotas salen a pasear hasta tarde por el centro de la ciudad, donde los puestos siguen abiertos a medianoche.

En Egipto se han registrado numerosos atentados contra las fuerzas del orden estos últimos meses, a menudo con bombas rudimentarias no muy potentes, pero algunos de esos atentados han matado a numerosos policías y soldados -varios centenares, asegura el gobierno- desde que el ejército destituyó y detuvo el 3 de julio de 2013 al islamista Mohamed Mursi, primer presidente elegido democráticamente en Egipto.

Estos atentados son reivindicados en su gran mayoría por dos grupos yihadistas, Ajnad Misr y sobre todo Ansar Beit al Maqdess, que se presenta vinculado a Al Qaeda y expresó recientemente su "apoyo" a la organización Estado Islámico (EI), que se ha apoderado de una parte de Siria e Irak.

Estos grupos aseguran que cometen los atentados como represalia ante la implacable y sangrienta represión de los partidarios de Mursi desde su destitución, en particular de su movimiento de los Hermanos Musulmanes, que ganó todas las elecciones desde la caída de Hosni Mubarak en 2011.

Policías y soldados mataron a más de 1,400 manifestantes pro Mursi desde el verano de 2013, más de 700 en un solo día en el centro de El Cairo, el 14 de agosto de 2013. Más de quince mil hermanos musulmanes o simpatizantes fueron encarcelados y centenares condenados a muerte o a penas muy duras en procesos masivos resueltos en cuestión de minutos, que la ONU consideró "sin precedentes en la historia reciente" del mundo.

Mursi y la práctica totalidad de los dirigentes de los Hermanos Musulmanes están condenados o pendiente de serlo a pena de muerte. Mursi, que acababa de enfrentarse a manifestaciones de millones de egipcios que reclamaban su renuncia, fue destituido por el entonces jefe del ejército, general Abdel Fatah al Sisi.

Ascendido a mariscal antes de pasar al retiro, fue elegido presidente por amplia mayoría en mayo pasado después de eliminar toda oposición política, primero islamista y luego liberal y laica. Muy popular, dirige el país con puño de hierro desde la caída de Mursi.