Harvard fotografió en secreto a 2 mil estudiantes

Esto se realizó como parte de un experimento sobre asistencia a clases; los alumnos y académicos criticaron esta práctica alegando que los estudios deben hacerse con el consentimiento de la gente.
(Archivo) Para el estudio se fotografió a 2 mil estudiantes en 10 aulas a principios de año.
(Archivo) Para el estudio se fotografió a 2 mil estudiantes en 10 aulas a principios de año. (news.harvard.edu)

Cambridge

La Universidad de Harvard está siendo criticada por profesores y alumnos por haber fotografiado en secreto a aproximadamente 2 mil estudiantes en 10 aulas a principios de año como parte de un estudio de asistencia a clases.

El experimento fue revelado el martes en una reunión académica y fue reportado primero por el periódico estudiantil The Harvard Crimson.

Harry Lewis, profesor de Informática de Harvard, preguntó a los administradores sobre el estudio durante la reunión, diciendo que se enteró al respecto por dos colegas.

"Deberían realizarse estudios sólo con el consentimiento de la gente objeto del estudio", dijo Lewis el miércoles a The Boston Globe.

Brett Biebelberg, un estudiante de tercer año involucrado en el consejo estudiantil, calificó la naturaleza secreta del estudio como "sorprendentemente hipócrita", dado que la universidad adoptó recientemente por primera vez un código de honor.

Estudiantes y profesores no fueron notificados porque los investigadores no querían introducir al estudio una potencial predisposición, dijeron administradores de Harvard. Las cámaras tomaron fotografías cada minuto y un programa de cómputo las utilizó para contar asientos ocupados y vacíos.

El estudio fue realizado por la Iniciativa para Aprendizaje y Enseñanza de Harvard, supervisado por el vicedecano Peter Bol, y autorizado por la Junta de Revisión Institucional de la escuela.

A los profesores cuyas clases fueron monitoreadas se les avisó en agosto y todos autorizaron que los datos fueran utilizados en el estudio, dijo Bol. No se avisó a los estudiantes y las imágenes fueron destruidas, agregó.

La Universidad de Harvard fue criticada en marzo de 2013 por revisar en secreto las cuentas de correo electrónico de la escuela de 16 decanos para descubrir quién filtró información a la prensa sobre un escándalo relacionado a hacer trampa. Eso condujo a nuevas políticas de privacidad sobre comunicaciones electrónicas a principios de año.

La presidenta Drew Faust dijo que hará revisar el caso más reciente por un panel que supervisa las recién establecidas políticas sobre comunicaciones electrónicas.

"Yo efectivamente tomo muy en serio los interrogantes importantes que este incidente suscita", dijo Faust, según The Crimson.