Haití elige a nuevo presidente

Más de 6.2 millones de votantes fueron llamados a elegir, entre 27 candidatos, a su próximo presidente; el país ha estado dirigido desde febrero pasado por un gobierno provisional.
La Comisión Electoral hizo al mediodía un balance positivo de la jornada.
La Comisión Electoral hizo al mediodía un balance positivo de la jornada. (Reuters )

Puerto Príncipe

Los haitianos acudieron este domingo a las urnas para elegir a un nuevo presidente, después de la anulación de los comicios del año pasado y de tener que posponer la fecha varias veces por diferentes catástrofes y problemas en un país que sufre pobreza extrema, inestabilidad política, violencia y corrupción.

El presidente interino, Jocelerme Privert, emitió su voto en la localidad de Petit-Trou-de-Nippes, en el oeste del país, y pidió a sus conciudadanos que acudan a las urnas.

La Comisión Electoral hizo al mediodía un balance positivo de la jornada. En comicios anteriores se habían registrado violentos enfrentamientos.

Se espera que el resultado se conozca a principios de diciembre. Si ningún candidato de los 27 que se presentaron alcanza la mayoría absoluta, la segunda vuelta se celebrará en enero de 2017.

La elección del año pasado fue anulada por acusaciones de manipulación, a pesar de que observadores de la Unión Europea (UE) y la Organización de Estados Americanos (OEA) la consideraron libre y justa. Se sospecha que, con sus protestas, la oposición quiso dar vuelta un resultado que le era desfavorable.

Hace un mes pasó el huracán Matthew y causó aún más devastación en un país duramente azotado por el terremoto de 2010. El huracán se cobró la vida de cientos de personas y decenas de miles perdieron sus precarias viviendas. Muchos habitantes dependen de la ayuda internacional. El cólera se hace presente por todas partes.

La nueva elección fue pospuesta en varias oportunidades, la última debido al huracán "Matthew". Ahora Haití necesita urgentemente estabilidad política. Privert gobierno transitoriamiente el país desde que el presidente Michel Martelly dejó el cargo en febrero sin un sucesor elegido.

Desde el devastador terremoto de 2010, con más de 220 mil víctimas, Haití depende de la ayuda al desarrollo. La comunidad internacional envió miles de millones al país, con lo que Haití se convirtió en una "república ONG", administrada por organizaciones no gubernamentales y Naciones Unidas (ONU).

Sin embargo, mucho dinero fue malgastado. Decenas de organizaciones de ayuda y agencias de la ONU trabajaron sin coordinarse entre sí y gran parte de los medios no pasaron por el gobierno.

No está nada claro cuál podría ser el resultado de la elección. Las encuestas más recientes se contradicen y hay dudas sobre los métodos y la imparcialidad de los distintos institutos de opinión.

Jovenel Moïse cuenta con buenas posibilidades. Ya había ganado en las elecciones que fueron anuladas. El candidato preferido del ex presidente Martelly es un exitoso empresario agrario. Sus seguidores lo llaman "el hombre de las bananas". Su empresa, Agritrans, exporta hace poco a Europa. Como presidente, quiere incentivar la economía y crear empleos.

En segundo lugar quedó en las elecciones pasadas el experto político Jude Célestin del Partido Lapeh. Fue candidato a la presidencia ya en 2010, aunque perdió en la segunda vuelta por acusaciones de fraude. Cuenta con el apoyo de al menos cuatro partidos. Célestin trabajó para el ex presidente René Préval y, en caso de ganar, quiere fortalecer las instituciones estatales y luchar contra la corrupción.

Otra encuesta ve llevando la delantera a Maryse Narcisse, la candidata del partido Fanmi Lavalas del ex presidente Jean-Bertrand Aristide. Esta médica se presenta como la representante de los más pobres y quiere democracia, un Estado de derecho e inclusión social. El ex senador y ex alcalde Moïse Jean Charles quiere volver Haití económicamente independiente y lanzar una ofensiva educativa.


jamj