Mexicano está retenido injustamente en Honduras: abogada

Ivannia Galiano, abogada del activista mexicano, explicó que la situación legal de Gustavo Castro es de testigo protegido y víctima, por lo que no hay fundamentos legales para retenerlo en el país.
Gustavo Castro es el único testigo del homicidio de la activista hondureña Berta Cáceres.
Gustavo Castro es el único testigo del homicidio de la activista hondureña Berta Cáceres. (Especial)

Ciudad de México

Gustavo Castro, único testigo del asesinato de la activista Berta Cáceres en Honduras, no está acusado de ningún delito y no hay fundamentos legales para que permanezca en ese país, afirmó Ivannia Galiano, abogada del ambientalista mexicano.

"Nosotros hemos insistido en que la medida que se le impuso sólo es procedente para imputados, mientras que a un testigo no se le puede poner una restricción para salir del país. Queremos que se revoque la medida o que el ministerio solicite un plazo menor, pues consideramos que es desproporcional y sin fundamento legal", dijo la abogada en entrevista con Ciro Gómez Leyva en Grupo Fórmula.

Castro es miembro de la organización no gubernamental Otros Mundos de Chiapas y estaba en una habitación aparte de la vivienda en La Esperanza, en Honduras, donde el 3 de marzo entraron dos hombres encapuchados y mataron a tiros a la coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh).

"(La situación legal de Castro) es una situación de testigo protegido y una víctima. Es importante aclarar que no se le imputa ningún delito, se le detiene como testigo y no hay ninguna denuncia en su contra", explicó.

Galiano dijo que solicitaron al ministerio público y al juzgado que le permitan a su cliente abandonar el país y que contribuya con las diligencias desde el exterior a través de la vía consular.

"Esperamos que una vez que se venza el término (de la alerta migratoria), pueda salir del país y pueda regresar a México. Él está en toda su disponibilidad de seguir colaborando en el proceso, pero desde México. La normatividad hondureña permite que cualquier información que él presente, lo pueda hacer a través de la embajada. Si es una diligencia de mayor complejidad, el juez o las partes se pueden trasladar allá (México)", explicó.

La abogada de Castro insistió que la alerta migratoria es una medida que "carece de cualquier tipo de fundamento y sustento legal".