Miles de guatemaltecos reclaman nacionalizar la energía eléctrica

El presidente Otto Pérez afirmó que la nacionalización reclamada por los manifestantes, la mayoría indígenas y campesinos, contrarios también a la explotación minera, "está fuera de toda ...
Otto Pérez Molina, presidente de Guatemala, rechazó los reclamos de los manifestantes
Otto Pérez Molina, presidente de Guatemala, rechazó los reclamos de los manifestantes (EFE)

Guatemala

Miles de indígenas y campesinos guatemaltecos marcharon este miércoles en varias zonas de la capital de Guatemala para rechazar la explotación minera en el país y exigir la nacionalización de la energía eléctrica, entre otras demandas, informaron los organizadores.

Los manifestantes, que portaban grandes pancartas y banderas blancas, demandaron al gobierno detener el "saqueo y robo de los bienes y recursos naturales" en referencia a las concesiones de explotación minera en el país, según un comunicado del Comité de Desarrollo Campesino (CODECA), uno de los organizadores de la movilización.

"Por la defensa del territorio y la nacionalización de la energía eléctrica", señalaba una pancarta a la cabeza de una de las columnas de la marcha que salió desde el sur de la capital, integrada por indígenas de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (CNOC). Ambientalistas, campesinos e indígenas mantienen una férrea oposición a la explotación de minerales en Guatemala por considerar esa actividad como una amenaza a los recursos naturales.

"Los proyectos de explotación minera están destruyendo nuestros recursos naturales y poniendo en grave riesgo la vida humana", destacó el CODECA. Los participantes en la marcha, originarios de 20 de los 22 departamentos del país, también exigieron nacionalizar la energía eléctrica, argumentando que los elevados costos por distribución del servicio, por parte de una empresa inglesa y una colombiana, constituyen una carga muy onerosa para el pueblo guatemalteco.

De acuerdo con los manifestantes, estas empresas además de imponer cobros excesivos, también "cobran por (el servicio de) alumbrado público en los lugares donde no existen lámparas en los postes". Otras de las demandas fue terminar con la "criminalización" de las protestas sociales en el país y la aprobación de una ley para fomentar el desarrollo en las áreas rurales.

La movilización concluyó en el centro histórico capitalino, donde los dirigentes presentaron sus peticiones a delegados del gobierno y a la Corte de Constitucionalidad, la máxima instancia judicial del país, que era custodiaba por decenas de policías. El abogado de CODECA, Ramón Cadena, explicó a periodistas que entregaron a la CC un memorial para que declare inconstitucional la expansión del sistema y transporte de energía eléctrica en el país centroamericano.

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, rechazó la posibilidad de nacionalizar la energía eléctrica. "La nacionalización de la energía está fuera de toda posibilidad", aseguró Pérez Molina a la prensa durante una gira de trabajo por el oeste del país. Pérez Molina hizo un llamamiento a los campesinos para que no se dejen engañar por los líderes de CODECA, a quienes señaló de "cobrar energía que no es de ellos", por lo que varios han sido detenidos por esos ilícitos, según dijo.

El ministro guatemalteco de Energía y Minas, Erick Archila, dijo a una radio local que la nacionalización no es viable para el país y afirmó que la petición de los campesinos no tiene ningún fundamento. Archila sostuvo que el sector energético se está dinamizando en el país centroamericano y anunció que a partir del 2015 la tarifa se reducirá en un 30 % para los usuarios.