Cuatro guatemaltecos, acusados de masacre de familia

Los supuestos sicarios, miembros de la banda "Los sanguinarios", mataron el pasado febrero a siete adultos y dos niños en un municipio del Petén.

Guatemala

Cuatro supuestos sicarios fueron capturados este miércoles en Guatemala acusados de la masacre de nueve miembros de una familia, cometida en febrero pasado en el norteño departamento de El Petén, informaron fuentes oficiales. Edvin Morales, Axel Cardona, Wilmer Alvarado y Junior de León, supuestos integrantes de una banda denominada "Los sanguinarios", fueron apresados en el departamento de Zacapa (este), señalados de cometer el crimen, indicó a periodistas la Fiscal General, Claudia Paz y Paz.

"La hipótesis es que esta masacre obedeció a un ajuste de cuentas entre bandas (de sicarios) rivales", declaró Paz y Paz, debido a que, según las investigaciones, los detenidos buscaban a un adversario y al no encontrarlo cometieron la matanza. Además de las capturas, también se reportó la detención del subjefe de Policía, Oscar López, sindicado de haber aceptado un soborno de unos mil dólares de los ahora detenidos el pasado 2 de marzo durante un operativo policial para "dejarlos ir", se detalló en una presentación del caso.

La masacre fue perpetrada el pasado 8 de febrero en una vivienda de la aldea La Isla, municipio de San Luis, Petén, unos 380 km al norte de la capital, con el asesinato de siete adultos y dos niños de cinco años y tres meses. Dos mujeres también resultaron heridas durante el ataque. Por su parte, el ministro del Interior de Guatemala, Mauricio López, explicó que "Los sanguinarios" operan en el oriente guatemalteco y también "prestan seguridad" para grupos de narcotraficantes.

Guatemala vive una ola de violencia que causa 17 muertos diarios en promedio, uno de los índices más altos de Latinoamérica. Las autoridades guatemaltecas estiman que cerca de 50% de estas muertes violentas están asociadas al narcotráfico y a la lucha entre pandillas.