Condenan a grupo en Minnesota por suicidio asistido

El grupo Red de Salida Final será multado por ayudar a que una mujer, que sufría intensos dolores provocados por un procedimiento médico erróneo, se suicidara respirando helio en el 2007.
El dólar se cotiza en 14.55 a la compra y 15.55 pesos a la venta en bancos del área metropolitana.
La pena máxima podrá ser una multa de 33 mil dólares y se fijó fecha de sentencia para agosto. (Especial)

Hastings, Minnesota

Un grupo que defiende la idea de que las personas con dolores insoportables merecen ayuda para suicidarse, fue declarado culpable de ayudar a que una mujer de Minnesota se suicidara en 2007 tras años de sufrir dolor crónico.

Un jurado también declaró culpable al grupo Final Exit Network Inc. (Red de Salida Final) por un cargo menor de interferir con el sitio donde hubo una muerte. La pena máxima puede ser una multa de 33 mil dólares y se fijó fecha de sentencia para agosto.

Red de Salida Final fue acusado por la muerte de Doreen Dunn, de 57 años, residente en Apple Valley, quien vivió más de una década bajo intensos dolores como reacción a un procedimiento médico equivocado.

Fiscales sostuvieron en el juicio que Dunn no sabía cómo quitarse la vida hasta que integrantes del grupo le dieron un "plano" para hacerlo.

"Ellos van más allá del simple derecho de elección de una persona", dijo el fiscal del condado Dakota, Phil Prokopowicz, al presentar sus alegatos finales. "Esta es una organización que conecta directamente a sus integrantes y les da el conocimiento y los medios para quitarse la vida. Y en el estado de Minnesota no se puede cruzar esa línea".

El abogado de la defensa, Robert Rivas, sostuvo que no hay pruebas de que el grupo hiciera algo ilegal, además de que son muy cuidadosos de mantenerse dentro de los márgenes de libertad de expresión que la Constitución protege. También dijo que el grupo, cuya sede está en Georgia, le da apoyo emocional y filosófico a personas que eligen terminar con sus vidas y les asegura que "tienen un amigo".

Para condenar al grupo los jurados debían hallar pruebas de que integrantes de Red de Salida Final ayudaron intencionadamente a Dunn a quitarse la vida. En Minnesota se considera que hace quien brinda ayuda física o discursiva cuando ésta última consiste en dar instrucciones a la persona sobre la forma de acabar con su vida. No se considera que alguien da asistencia si sólo comparte un punto de vista o da apoyo.

De acuerdo con declaraciones hechas en el juicio el esposo de Dunn llegó a su casa el 30 de mayo de 2007 y la encontró muerta en el sofá. La familia y el forense creyeron inicialmente que había muerto por causas naturales pero la información descubierta en Georgia en 2009 halló que la mujer se había unido a la Red y dos integrantes, Jerry Dincin y el doctor Larry Egbert, antiguo director médico del grupo, estaban con ella cuando murió. El equipo que usó para respirar helio, el método preferido de suicidio del grupo, fue removido del sitio.

Dincin murió en 2013, Egbert, de 87 años, recibió inmunidad por su declaración en el juicio contra la red.

El expresidente y fundador del grupo, Thomas Goodwin, declaró que el grupo está de acuerdo en dar apoyo a quien sufre un dolor insoportable que toma una decisión "por sí mismo".