• Regístrate
Estás leyendo: Grupo cercano a los rebeldes kurdos del PKK reivindica atentado
Comparte esta noticia
Viernes , 22.06.2018 / 15:01 Hoy

Grupo cercano a los rebeldes kurdos del PKK reivindica atentado

Los Halcones de la Libertad del Kurdistán (TAK) reclamaron la autoría del atentado que causó 28 muertos el miércoles en Ankara y advirtió a los turistas del riesgo de viajar a Turquía.

Publicidad
Publicidad

AFP

Un grupo cercano a los rebeldes del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), los Halcones de la Libertad del Kurdistán (TAK), reivindicó este viernes el atentado con coche bomba contra un convoy militar que causó 28 muertos el miércoles en Ankara y advirtió a los turistas sobre el riesgo de viajar al país.

"El 17 de febrero por la noche, un ataque suicida fue llevado a cabo en las calles de Ankara por un guerrero kamikaze contra un convoy de soldados de la república turca fascista", afirmó en una declaración publicada en su página web este grupo, que ya había reivindicado en diciembre un ataque mortal contra el aeropuerto de Estambul.

"Esta acción fue realizada para vengar a las personas vulnerables muertas en el subsuelo de Cizre y a nuestros civiles heridos", agregó la declaración, haciendo referencia a la ciudad del sureste de Turquía, de mayoría kurda, donde el ejército y la policía despliegan desde hace más de dos meses una operación mortífera contra los partidarios del PKK.

En su declaración, el grupo TAK difundió la fotografía del presunto autor del atentado, identificado como Zinar Raperin, un hombre nacido en 1989 en la ciudad de Van, en la zona del este de presencia kurda. El grupo también advirtió a los turistas extranjeros de los peligros de viajar a Turquía.

"El turismo (...) es un objetivo que queremos destruir. Aconsejamos a los turistas extranjeros y turcos que no vayan a las zonas turísticas en Turquía", agregó el grupo en una declaración en inglés en su página web. No seremos "responsables de los que mueran en los ataques en estos sectores", sentenció.

El jueves, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan y su primer ministro Ahmet Davutoglu habían responsabilizado del atentado al Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK) y a las milicias kurdas sirias Unidades de la Protección del Pueblo (YPG).

Davutoglu también había indicado que el kamikaze era un sirio de 23 años, Salih Necar, presentado como cercano al YPG. Erdogan siguió hoy manteniendo que no tenía dudas sobre la implicación del YPG. "¿Quien era el kamikaze? Seguro que era de YPG", dijo a la prensa. Varios periódicos turcos afirmaron que había sido identificado gracias a las huelgas dactilares, registradas cuando llegó a Turquía como refugiado.

"La obstinación de los occidentales"

El jefe del Partido de la Unión Democrática (PYD), cuyo brazo armado es el YPG, Saleh Muslim, y uno de los responsables del PKK, Cemil Bayik, habían negado las acusaciones. Los TAK ya habían reivindicado una ataque mortal contra el aeropuerto Sabiha Gökçen de Estambul el 23 de diciembre. El atentado dejó un muerto.

Erdogan había declarado durante la jornada que tenía una cita telefónica con el presidente estadounidense, Barack Obama, para reiterarle su desacuerdo con el apoyo que da Estados Unidos a los kurdos que luchan contra los yihadistas de EI en Siria.

La presidencia turca informó en un comunicado que Erdogan destacó en la conversación "la importancia de la solidaridad entre aliados en la lucha contra el terrorismo".

El gobierno turco indicó además que Obama instó a un "cese" inmediato de los movimientos de las milicias del YPG y del régimen sirio en la frontera, ya que "causan tensiones" y "afectan el combate contra el EI".

Estados Unidos y Turquía son contrarios al gobierno del presidente sirio Bashar al Asad. Desde que empezó el conflicto interno sirio en 2011, los kurdos han aprovechado la retirada del ejército de Damasco para crear una administración local en las zonas bajo su control.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.