Gobierno colombiano rechaza pronunciamiento de FARC en La Habana

El vocero de la guerrilla expresó su desconfianza hacia la inteligencia militar y la policía de Colombia debido al espionaje electrónico.
El comandante de las FARC, Pablo Catatumbo (c), durante su intervención ante la prensa, hoy en el Palacio de Convenciones de La Habana
El comandante de las FARC, Pablo Catatumbo (c), durante su intervención ante la prensa, hoy en el Palacio de Convenciones de La Habana (AFP)

La Habana

El representante del presidente Juan Manuel Santos a las conversaciones de paz en La Habana, Humberto de la Calle, rechazó hoy en una fuerte declaración pronunciamientos anteriores de un  vocero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) contra el ejército y el ministro de Defensa del país suramericano, Juan Carlos Pinzón.

 “No aceptamos que desde este espacio (de diálogo),  donde buscamos construir un acuerdo de paz que lleve a la reconciliación de los colombianos, las FARC, como lo han hecho el día de hoy, se presenten como si fueran los  jueces de las instituciones de Colombia y en particular de nuestras Fuerzas Militares”, dijo de la Calle.

El pronunciamiento se registró horas después de que antes de comenzar un nuevo ciclo de negociaciones en la capital cubana, el vocero de las FARC, Pablo Catatumbo, dijera que esas guerrillas sienten “gran desconfianza” en cuanto  al curso de las pláticas por el espionaje que se realiza en su contra. Catatumbo expresó en ese sentido: "Iniciamos este nuevo ciclo de diálogo de paz arrastrando una gran desconfianza por el espionaje absurdo de la inteligencia militar y la policía de Colombia”.

El negociador de las guerrillas consideró que a través del espionaje electrónico, del que también fue víctima el presidente Santos, según reveló el gobierno el sábado, sectores de las fuerzas armadas pretenden evitar la "búsqueda del entendimiento" en la capital cubana. En su réplica, el delegado del gobierno dijo que las conversaciones “no son para comentar el acontecer diario en Colombia” y recomendó a lasFARC  que si “quieren participar del debate público, lo que deben hacer es avanzar rápidamente hacia un acuerdo para terminar el conflicto y dar muestras concretas de compromiso con los valores y los procedimientos de la democracia”.

“Queremos aprovechar esta oportunidad para hacerle un reconocimiento a las Fuerzas Militares y de Policía de Colombia por su sacrificio y compromiso diario con la seguridad de los colombianos; y también por su respaldo al camino de diálogo en busca del fin del conflicto que estamos transitando”, agregó de la Calle. Horas antes, en diálogo con la prensa, el delegado de las FARC se había referido a los recientes cambios de mando en la cúpula militar colombiana por escándalos de corrupción y calificó de “incompetente” al ministro Pinzón.

“Hoy el escándalo de corrupción en las fuerzas militares está focalizado por los medios en las rémoras, en tanto se deja quieto a los voraces tiburones”, afirmó Catatumbo. El portavoz también condenó el atentado a tiros el domingo contra la candidata a la presidencia, Aida Abella, y el aspirante al Senado,  Carlos Lozano –ambos de la izquierdista Unión Patriótica- , y afirmó que “el presidente Santos debe lanzar una señal poderosa en el sentido de que las garantías políticas no quedarán reducidas a la garantía de un balazo a quienes se opongan por vía legal al sistema político vigente”.

Esta observación guarda relación con uno de los tópicos más delicados en las conversaciones de La Habana, referido al eventual desarme de las guerrillas y su posterior incorporación a la vida política civil en Colombia, con plenas garantías de seguridad.