• Regístrate
Estás leyendo: Gobierno acusa a FARC de despreciar a Clara Rojas
Comparte esta noticia
Viernes , 25.05.2018 / 18:27 Hoy

Gobierno acusa a FARC de despreciar a Clara Rojas

El negociador oficial Humberto de la Calle calificó de "inaceptable" un reciente artículo de la guerrilla contra la senadora y ex rehén del grupo, en la que le negaba su derecho a considerarse "víctima" del conflicto.

Publicidad
Publicidad

Manuel Juan Somoza

Los ataques públicos entre las guerrillas y el gobierno del presidente Juan Manuel Santos se incrementaron hoy en La Habana, cuando el negociador oficial Humberto de la Calle calificó de “inaceptable” un reciente artículo de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) contra la senadora Clara Rojas.

Significativamente, los anfitriones cubanos de las negociaciones de paz entre el gobierno y los insurgentes informaron poco después que el jueves “ no habrá presentación a la prensa” de los delegados, como es habitual.

“Este escrito viola la dignidad como persona y mujer” de la legisladora y es “muestra de desprecio a una víctima que sufrió durante varios años el secuestro a manos de las FARC”, dijo de la Calle a la prensa antes de comenzar sus conversaciones con los delegados de la insurgencia, quienes no respondieron al emplazamiento.

En un artículo publicado en su web, la guerrilla dijo que la congresista "no tiene derecho" a considerarse víctima del conflicto armado que padece ese país desde hace medio siglo, porque ella misma rechazó su libertad.

Rojas, de 49 años, tiene un hijo de nueve años nacido de una relación con uno de sus captores y fue liberada por las FARC en 2008, tras lo cual escribió el libro Cautiva, traducido a más de trece idiomas.

"Clara Rojas es ahora representante de la Cámara, en representación de la ultraderecha. Se presenta como una víctima nuestra. Con la mano en el corazón, puedo decirle que no tiene ese derecho", señalaron las FARC en su artículo.

El negociador principal del gobierno agregó que “es todavía más inexplicable lo ocurrido, si se considera que Rojas, pese a su inmenso sufrimiento, ha manifestado su apoyo al proceso de paz” en que están envueltas las dos partes desde noviembre de 2012.

De la Calle dijo que en el artículo de la guerrilla “también se ataca a Ingrid Betancourt, igualmente víctima de un largo secuestro” y agregó que “estas manifestaciones (…) son incompatibles” con las necesidad aceptada por ambas partes “de reconocer a las víctimas y asumir las responsabilidades consecuentes”.

La arremetida del negociador oficial se registra cuando el gobierno y las guerrillas buscan fórmulas para resarcir a las víctimas del conflicto y diez representantes de ese sector se aprestan a viajar a la capital cubana para expresar sus puntos de vista al respecto. "Es como si se quisiera evitar, aquí en La Habana, su presencia. Estas manifestaciones, además de denigrantes constituyen una presión, inaceptable, sobre los organizadores", dijo De la Calle.

En más de un año de negociaciones, las partes han logrado tres acuerdos parciales –sobre la modernización del campo colombiano, acerca del marco legal para el desarme de las guerrillas y para enfrentar el narcotráfico- y paralelamente al tema de las víctimas, examinan fórmulas que conduzcan a la conversión de la FARC en organización civil, último punto de la agenda en discusión.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.