EU acusa a gobierno de Venezuela por ser "ventajista" en campaña electoral

Un portavoz del Departamento de Estado denuncia ante las elecciones municipales del domingo la detención por el gobierno de activistas opositores, la retórica radical en su contra, y el uso ...
La candidata opositora en Maracaibo, Eveling Trejo de Rosales (d), y el líder opositor Capriles (i) en el mitin final de hoy
La candidata opositora en Maracaibo, Eveling Trejo de Rosales (d), y el líder opositor Capriles (i) en el mitin final de hoy (EFE)

Washington, Caracas

Estados Unidos denuncia al gobierno de Venezuela de favorecer a sus candidatos en la campaña electoral para los comicios locales de este domingo, dijo hoy un portavoz del Departamento de Estado. "El gobierno de Venezuela ha tomado una serie de pasos que posiblemente inclinan el campo electoral en favor de sus candidatos", dijo a la AFP el vocero en un comunicado.

Esas acciones "incluyen la detención e intimidación a miembros de la oposición, el empleo de una retórica radical en su contra, y duramente limitando su acceso a los medios a la vez que exige a los medios cubrir las actividades del gobierno", señaló el funcionario, que pidió el anonimato. Los venezolanos eligen alcaldes y concejales este domingo en unos comicios aplazados en tres ocasiones y que la oposición presenta como un plebiscito al presidente Nicolás Maduro, el heredero político del fallecido Hugo Chávez, y cuya gestión ha estado marcada por problemas económicos.

Maduro decretó la jornada electoral, el 8 de diciembre, "día de la lealtad y el amor" a Chávez, y ha llamado a votar por los candidatos del partido oficialista PSUV en honor al líder fallecido. Además, candidatos oficialistas han aparecido en actos gubernamentales de entrega de viviendas y equipos del hogar, y sus actos de campaña llenan las pantallas de los canales oficiales. En contraste, los mensajes de la oposición son reducidos en los medios debido a las obligatorias alocuciones del gobierno, muy frecuentes en los últimos meses.

Por su parte, Maduro advirtió que serán detenidos y procesados por la justicia aquellos que desconozcan con protestas callejeras el resultado de las elecciones municipales, acusando a los opositores de buscar desatar violencia en el país. Un asistente del líder opositor Henrique Capriles fue detenido por catorce horas por militares. Washington resaltó que las autoridades venezolanas "tienen la responsabilidad de garantizar que existan condiciones para un proceso electoral pacífico, inclusivo y transparente", según el comunicado.

Venezuela ha mantenido en los últimos años tensas relaciones con Estados Unidos que condujeron en 2010 al retiro de embajadores. El pasado 30 de septiembre Maduro expulsó a la encargada de negocios estadunidense y a dos diplomáticos más, acusados de "alentar" supuestas acciones desestabilizadoras de la oposición venezolana. Washington respondió con una medida recíproca. No obstante la fría retórica política, Estados Unidos es el mayor comprador de petróleo venezolano.

De otra parte, el chavismo y la oposición cerraron hoy la campaña para las elecciones municipales del domingo con actos en todo el país en tono triunfalista, evocaciones del oficialismo al fallecido Hugo Chávez y llamados opositores a luchar por un "cambio" con el objetivo de ganar las 337 alcaldías del país. Como había venido sucediendo en la campaña, el presidente Maduro fue el gran ausente de los actos de candidatos del chavismo en la última jornada, mientras que por el lado de la oposición su líder, Henrique Capriles, viajó hasta Maracaibo (occidente) para apoyar a la candidata opositora a la alcaldía.

"No podía dejar de venir (...) al cierre de esta cruzada. He recorrido más de 130 municipios para decirle a todo el pueblo venezolano hay que seguir luchando para ganar el cambio que queremos", dijo Capriles ante la multitud reunida en Maracaibo, un bastión opositor. A lo largo de su discurso, el ex candidato presidencial no ahorró críticas a la gestión de Maduro y destacó la importancia de acudir a votar este domingo para luchar por un "cambio" en el país expresando en las urnas el descontento con el Gobierno.

Reiteró además sus denuncias sobre las presuntas trabas impuestas por el Gobierno para impedir que pudiera apadrinar a los candidatos de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) e instó a sus seguidores a convertir eso en un motivo más para acudir a las urnas. "No pudieron con nosotros, no podrán con la fuerza que tiene cada uno de los venezolanos", arengó a la multitud. La oposición, agrupada en la alianza Mesa de la Unidad Democrática (MUD), enfrenta a un chavismo que ha defendido el carácter municipal de esta elección y ha apelado a la figura de Chávez para movilizar a sus bases.

El chavismo deposita parte de sus cartas en la Alcaldía Metropolitana de Caracas y en el Distrito Capital, donde sus candidatos cerraron hoy sus campañas con actos en los que prometieron convertir a la capital del país "en una ciudad humana". "Vengan con nosotros, venezolanos y venezolanas de bien. Aquí lo que hay es amor y ganas de echarle un camión (hacer un gran esfuerzo) para convertir a la Caracas Metropolitana en una ciudad humana", dijo el candidato a la Alcaldía Metropolitana, Ernesto Villegas, ante una multitud reunida en una céntrica plaza caraqueña.

"Yo me siento ya alcalde metropolitano de Caracas", sostuvo. La fecha del cierre de campaña coincidió con los nueve meses de la muerte de Chávez, un hecho que fue aprovechado por los candidatos oficialistas para recordar su figura. "El corazón de Chávez late en el pecho de nuestro pueblo, este pueblo está vivo, está de pie diciéndole al comandante: 'cuenta conmigo este 8 de diciembre'", dijo Villegas. Las evocaciones a Chávez a lo largo de la campaña, que incluyen declarar el día de las elecciones como "el día de lealtad" al desaparecido mandatario, fueron consideradas por la oposición como un "intervencionismo electoral por parte del Gobierno".

Las denuncias sobre este supuesto "ventajismo" llegaron hasta el último día de campaña, cuando la MUD acusó al Poder Judicial de haber estado al servicio de la contienda del oficialismo tras abrir procesos judiciales a varios candidatos a alcaldes de la oposición. "Nada menos que al Poder Judicial, que está allí para ser el árbitro de nuestros conflictos (...) para garantizar a todos el acceso a la justicia según la Constitución, lo han puesto al servicio de la campaña electoral", reclamó en rueda de prensa el secretario ejecutivo de la MUD, Ramón Guillermo Aveledo.

A estas críticas se sumó el rector electoral Vicente Díaz, que dijo en una entrevista al canal Globovisión que esta ha sido la campaña más "ventajista" de la historia del país y acusó al Gobierno de "institucionalizar el ventajismo". Los comicios tendrán como testigos a 50 acompañantes internacionales, una comitiva compuesta principalmente por representantes de organismos electorales de América Latina, África, Europa y Estados Unidos. La presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, señaló que para estos comicios se pudo comprobar tras 17 auditorías que el sistema electoral y la metodología empleada "ha funcionado a la perfección", lo que brinda al país "la confianza de que su voluntad será respetada".