Ultiman contrato de exportación de gas ruso a China

El consorcio de gas ruso Gazprom y la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC) firmarán hoy un acuerdo buscado desde hace una década.
El contrato entre ambos países durará 30 años y establece un suministro de gas de 38.000 millones de metros cúbicos anuales de Rusia a China.
El contrato entre ambos países durará 30 años y establece un suministro de gas de 38.000 millones de metros cúbicos anuales de Rusia a China.

Moscú

El consorcio gasístico ruso Gazprom y la Corporación Nacional de Petróleo de China (CNPC) ultiman hoy el contrato de exportación de carburante ruso a China que ambos países negocian desde hace casi una década.

"El trabajo se encuentra en su última fase. Como estaba previsto, Gazprom y la CNPC preparan el contrato para su firma en mayo", informó el consorcio ruso en un comunicado recogido por las agencias locales.

Previsiblemente, el contrato será firmado por el presidente ruso, Vladímir Putin, que efectuará el mes próximo una visita oficial al gigante asiático.

El presidente de Gazprom, "Alexéi Miller y el jefe de la CNPC,  Zhou Jipingm, subrayaron que la organización del suministro por la ruta oriental tiene un carácter estratégico para ambos países", apunta la nota.

Gazprom destaca que "para Rusia (el asiático) es un nuevo y gran mercado de suministro de gas en desarrollo, y para China es una gran herramienta para el desarrollo de la economía y la mejora de la ecología".

En marzo de 2013 Moscú y Pekín firmaron un memorándum que adelantaba los términos del contrato, que tendrá una duración de 30 años y que establecía un suministro de gas de 38.000 millones de metros cúbicos anuales.

Según ese plan maestro, Rusia suministrará gas siberiano a China a través del gasoducto oriental "La Fuerza de Siberia", es decir, la misma ruta geográfica por la que Moscú ya exporta petróleo al cinturón industrial del noreste del país vecino.

Pekín rechazó el plan anterior de importar gas a través de la región nororiental de Xinjiang, ya que, en ese caso, Gazprom le exigía precios europeos.

Rusia acumula mucho retraso en este terreno en relación con las repúblicas centroasiáticas de Kazajistán, Uzbekistán y Turkmenistán, que llevan varios años suministrando el hidrocarburo a la sedienta economía del gigante asiático, que busca alternativas al inestable Oriente Medi
o.