Las fuerzas ucranianas avanzan hacia Donetsk, decenas de muertos

El violento ataque confirma la voluntad del gobierno de Kiev de cercar esta ciudad, feudo de los separatistas prorrusos en el este de Ucrania.
Un soldado ucraniano entra en un tanque en un puesto de control cerca de Konstantinovka, pequeña ciudad a 50 kilómetros de Donetsk
Un soldado ucraniano entra en un tanque en un puesto de control cerca de Konstantinovka, pequeña ciudad a 50 kilómetros de Donetsk (AFP)

Karlivka

Las fuerzas ucranianas lanzaron hoy un violento ataque contra los insurgentes prorrusos al oeste de Donetsk y se posicionaron también al sur de la ciudad, confirmando su cerco a este feudo de los separatistas en el este del país. El ejército y la Guardia Nacional, apoyados por vehículos blindados, lanzaron un ataque cerca de la localidad de Karlivka, a 30 km al oeste de Donestk, anunció el ministerio del Interior.

Los activistas prorrusos hablaron de unos 50 soldados muertos en los combates en torno al aeropuerto de la ciudad de Lugansk. El Ejército reconoció pérdidas, pero dijo que en un tiroteo en Karlivka, cerca de Donetsk, murieron al menos 25 "terroristas", señaló el comandante del batallón de Donbás, Semion Semenchenko, desde la zona del conflicto. No hubo confirmación oficial de estas cifras por parte del gobierno ucraniano. Antes, las autoridades hablaron de tres soldados muertos y 27 heridos en combates durante la noche.

En la administración de Donetsk se produjeron fuertes combates en torno al inactivo aeropuerto internacional. Los habitantes de localidades cercanas no deben salir de sus casas en ningún caso, dijo un portavoz militar. El Ejército recuperó además la localidad de Seversk, de importancia estratégica, en el marco de su "operación antiterrrorista". Los insurgentes abandonaron sus posiciones tras una breve lucha, dijo un portavoz militar.

Un periodista de la AFP en el lugar vio pasar a varios convoyes de vehículos blindados y de camiones que transportaban tropas y oyó disparos nutridos de artillería. Los separatistas confirmaron estos enfrentamientos. "Ha habido combates en Karlivka hoy. Hemos destruido dos tanques", declaró "el ministro de Defensa" de los separatistas Igor Strelkov en una conferencia de prensa en Donetsk. "El enemigo sufrió pérdidas, nosotros también tuvimos pérdidas por desgracia", añadió, sin dar más detalles.

El ejército busca cercar los dos grandes bastiones de los insurgentes en el este, Donetsk y Lugansk, que los insurgentes dicen estar determinados a defender. Ambas ciudades cuentan respectivamente con un millón y medio millón de habitantes. Strelkov aseguró hoy disponer de suficientes "reservas" en hombres y material y afirmó que "más de mil voluntarios" se unieron a las filas separatistas "en los últimos días".

El "primer ministro" de la "República popular de Donetsk", Alexandre Borodai, mostró la misma determinación en "defender el territorio contra la ocupación". Evocó por otra parte la posibilidad de evacuar a "decenas de miles", incluso "cientos de miles" de habitantes de Donestk ante la progresión de las fuerzas ucranianas. Un convoy militar de tanques y vehículos de personal se instaló el miércoles unos 20 kilómetros al sur de Donetsk, señaló.

Periodistas de la AFP también observaron hoy al sur de la ciudad la llegada e instalación de tropas de Kiev, a solo una veintena de km de este bastión de los insurgentes. Una columna de tanques, blindados y camiones, de kilómetro y medio de largo, llegó el miércoles desde Mariupol, a 110 km de distancia de Donetsk, sin librar combates, y se dispersó por varios lugares, afirmaron soldados ucranianos.

Las excavadoras cavaban trincheras en los campos cercanos a la aldea de Olenivka. Últimamente las fuerzas de Kiev arrebataron varias ciudades a los rebeldes, como Slaviansk, y el gobierno ucraniano anunció la imposición de un bloqueo a Donetsk y Lugansk. El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, y otros responsables afirmaron haber dado la orden de que las operaciones contra los separatistas no causen muertos entre la población civil, una norma que parece incumplirse sobre el terreno a la luz de testimonios recabados en Lugansk.

Aunque las fuerzas de Kiev sean superiores a las de los separatistas en efectivos y en material, se ven limitadas en el uso porque Donetsk tiene un millón de habitantes y Lugansk, 500 mil. Un responsable ucraniano afirmó anoche que no habrá "ningún bombardeo aéreo, ningún bombardeo de artillería" contra Donetsk y Lugansk. Por consecuente, añadió Stanislav Retchinskii, consejero del ministro del Interior, la toma de estas ciudades "podría llevarse a cabo en un plazo de un mes".

El ministerio ucraniano de Sanidad indicó hoy que desde el inicio de la "operación antiterrorista" hace casi tres meses, han muerto en las zonas de conflicto 478 personas, incluidos siete niños y una treintena de mujeres, y han resultado heridas 1,392, entre las cuales 104 mujeres y catorce niños. Precisó luego que este recuento incluía todos los fallecimientos, sin diferenciar entre los muertos por la ofensiva y las muertes naturales.

Entre los militares, la suma de los balances parciales del ministerio de Defensa se establece en 220 soldados muertos, incluidos cinco hoy, a los que se añaden doce muertos en las filas de la Guardia Nacional. Los separatistas no suelen dar balances de bajas. En el ámbito diplomático continúan los contactos entre Ucrania, Rusia y Occidente, pero por el momento no se vislumbran progresos debido a las condiciones impuestas por Kiev para un alto el fuego, que Moscú quiere que sea "incondicional".

Moscú protestó además hoy ante Kiev después de que uno de sus guardias fronterizos fuera blanco de los disparos del ejército ucraniano y advirtió que la repetición de tales incidentes tendría "consecuencias".