Los franciscanos, al borde de la bancarrota

La orden fundada en el siglo XIII con votos de pobreza y austeridad pide a sus provincias que envíen apoyos económicos para enfrentar la situación.
La prensa italiana cuestionó el costo de la renovación del hotel Il Cantico hecho con todo lujo por la congregación.
La prensa italiana cuestionó el costo de la renovación del hotel Il Cantico hecho con todo lujo por la congregación. (Filippo Monteforte/AFP)

Roma

Los franciscanos se encuentran en una situación financiera muy “grave” como consecuencia de malversaciones, informó el superior de la orden, Michael Perry, en una carta abierta en la que pide solidaridad por su situación.

Según la revista italiana Panorama, millones de euros fueron invertidos en compañías que están siendo investigadas en Suiza por tráfico y actos ilícitos.

Sin embargo, varios periódicos italianos lo atribuyen a elecciones de la orden, citando, por ejemplo, los millones de euros que costó la renovación del hotel Il Cantico, en Roma, hecho con todo lujo, muy lejos de los preceptos de San Francisco de Asís.

Perry explicó en la página web de la Orden de Frailes Menores (los franciscanos) que una investigación realizada en septiembre reveló la existencia de malversaciones que amenazan “la estabilidad financiera junto con el patrimonio de la orden”.

El tesorero general de la orden dimitió y varios frailes habrían incurrido en “actividades financieras sospechosas”, pero Perry mencionó asimismo “el papel importante de actores externos” por lo que, según dijo, se ha recurrido a la justicia civil.

“Ante el alcance de estas actividades, la curia general se encuentra confrontada a graves dificultades financieras, con deudas cuantiosas”, explicó.

El superior de los franciscanos reconoció que este anuncio provocará “decepción y desánimo” entre los frailes, pero pidió a las provincias (de gestión autónoma) que envíen una contribución financiera a Roma para evitar la bancarrota.

Fundada por Francisco de Asís al comienzo del siglo XIII, la orden de los franciscanos cuenta actualmente con 13 mil 600 frailes en 110 países.

La investigación interna se centra en la gestión desde 2003, cuando se puso al frente a José Rodríguez Carballo, nombrado en 2013 por el papa Francisco como número dos de la congregación que supervisa todas las órdenes.

Nuevo camarlengo

El papa Francisco nombró camarlengo, el cardenal que se ocupa del gobierno provisional de la Iglesia cuando muere o renuncia el pontífice, al francés Jean Louis Tauran, informó la oficina de prensa vaticana.

Tauran sustituye al italiano Tarcisio Bertone, ex secretario de Estado y quien era el cardenal camarlengo desde 2007.

Según se informó, fue nombrado como vicecamarlengo el arzobispo Giampiero Gloder, también presidente de la Pontificia Academia Eclesiástica, el instituto de formación de los diplomáticos papales.

Tauran es recordado porque en su calidad de cardenal protodiácono, la noche del 13 de marzo de 2013, pronunció el Habemus papam y dio a conocer al mundo la elección de Jorge Mario Bergoglio como pontífice desde el balcón central de la Basílica de San Pedro.

La principal tarea del camarlengo es fungir como cabeza de la Iglesia católica en el periodo de transición entre el fin de un papado y la elección de un sucesor. Entre otras cosas es el responsable físico de declarar la muerte de un Papa.

Asimismo, coordina todas las tareas protocolarias propias de este tiempo como, por ejemplo, destruir el anillo del pescador, sellar el apartamento apostólico y organizar los preparativos para las exequias del obispo de Roma, en caso de que este haya fallecido.

Hasta la renuncia de Benedicto XVI se daba por hecho que el camarlengo solo entraba en funciones tras el fallecimiento del líder católico. En 2013 por primera vez en muchos siglos su trabajo se cumplió mientras el Papa estaba vivo, aunque su poder había cesado.

El papa designa a Obispo de Ciudad Juárez

El Papa Francisco designó a José Guadalupe Torres Campos, hasta ahora pastor de Gómez Palacio en México, como nuevo obispo de Ciudad Juárez, informó el Vaticano.

Torres Campos sustituirá en el puesto a Renato Ascencio León, a quien el pontífice aceptó la renuncia porque hace tiempo había sobrepasado la edad de jubilación obligatoria para los obispos (75 años).

Nacido en León el 19 de enero de 1960, el nuevo responsable eclesiástico de Ciudad Juárez estudió filosofía y teología en el seminario de su ciudad natal y obtuvo la licenciatura en historia de la Iglesia en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Recibió la ordenación sacerdotal el 2 de julio de 1984. Entre otras cosas se desempeñó como prefecto en el Seminario Menor de León, secretario particular del obispo, notario del Tribunal Eclesiástico, vicario parroquial y canciller de la curia diocesana.

Además fue párroco, vicario episcopal y vicario general de la diócesis de Irapuato, a la cual se trasladó en 2004.

(Ciudad del Vaticano/Notimex)