La fragata "Hermione" zarpa de nuevo 235 años después de La Fayette

Una réplica del barco en el que en 1780 el militar y político francés viajó a América para apoyar a los rebeldes estadunidenses contra Inglaterra salió de nuevo este sábado desde Ile d'Aix, en el ...
Una multitud observa a la réplica de la fragata Hermione mientras navega en el estuario de Charente, en Fouras, en el suroeste de Francia
Una multitud observa a la réplica de la fragata Hermione mientras navega en el estuario de Charente, en Fouras, en el suroeste de Francia (AFP)

L'Ile d'Aix

La réplica de la fragata Hermione, el barco que en 1780 llevó al militar y político francés La Fayette a América para apoyar a los insurgentes estadunidenses contra Inglaterra, zarpó de nuevo este sábado desde l'Ile d'Aix (oeste de Francia).

La Hermione y sus 80 tripulantes zarparon a las 22:45 (20:45 GMT) desde l'Ile d'Aix, en la desembocadura del río Charente, en el Atlántico, rumbo primero a las islas Canarias y luego a Estados Unidos.

Antes de que la nave emprendiera bajo la lluvia un viaje de seis semanas, en el que recorrerá 7,500 millas (trece mil km), una veintena de marineros tardaron más de una hora en levar el ancla de 1.7 toneladas.

Es "una obra maestra colectiva", declaró el presidente francés François Hollande, que visitó a la tripulación horas antes. En un discurso muy lírico, Hollande celebró esa réplica de la "fragata de la libertad", fruto de una labor inmensa que duró 17 años.

"¡Es la realización de un sueño loco!, se exclamó Benedict Donelly, presidente de la Asociación Hermione-Lafayette, organizadora del evento, e hijo de un militar estadunidense que desembarcó en Normandía en 1944.

La réplica de la Hermione zarpó 235 años después de la original que, el 20 de marzo de 1780, llevó al joven Gilbert du Motier, marqués de La Fayette (1757-1834), a combatir contra los ingleses junto a los insurgentes norteamericanos que se sumaron a George Washington.

Mensaje de amistad de Obama

El presidente estadunidense, Barack Obama, envió un mensaje a la tripulación sobre la amistad entre los dos países, que leyó Thomas Wolf, el cónsul de Estados Unidos en Burdeos. A pesar del cielo gris, miles de personas se congregaron para presenciar la salida del barco.

Poco antes de las 10:00 hora GMT, la bandera estadunidense se izó al lado de la francesa en el navío. La Marina francesa escoltará la nave en el primer día de su viaje con la fragata de lucha antisubmarina Latouche-Tréville, que lleva el nombre del almirante al mando de la Hermione en la misión histórica de 1780.

El capitán de la fragata, Yann Cariou, de 53 años, estará al frente de una tripulación de marinos aguerridos y de 54 voluntarios, entre ellos numerosos extranjeros y un tercio de mujeres.

La Hermione tiene un casco de 45 m de eslora, un gran mástil de pino de Oregón de 54 m, 2,200 m2 de velamen, 25 km de cuerdas y una velocidad máxima de 14 nudos (26 km/h) a toda vela.

Salvo vientos en contra, el plan de navegación prevé una primera escala en las islas Canarias antes de poner rumbo a América el 6 o 9 de mayo, según las condiciones meteorológicas.

La fragata se dirigirá luego a Yorktown, donde atracará el 5 de junio, primera de sus once escalas en la costa este estadunidense, entre ellas Baltimore, Nueva York, Annapolis, Filadelfia, Newport y Boston.

Yorktown será una escala cargada de símbolos porque fue allí donde los insurgentes estadunidenses y las tropas francesas ganaron la batalla decisiva contra el ejército inglés, el 19 de octubre de 1781.

Cientos de barcos de vela o a motor escoltarán el Hermione en la bahía de Nueva York durante el gran desfile del 4 de julio, el Día de la Independencia, a la sombra de la estatua de la Libertad.