Nueva York prohibirá uso de fracking por riesgos a la salud

"Tras el estudio me pregunté si dejaría que mi familia viviera en un comunidad en la que hay 'fracking' y la respuesta es no", dijo el responsable estatal de Salud.
La fractura hidráulica, que ha permitido a Estados Unidos aumentar enormemente su producción energética en los últimos años, está regulada de distintas formas en el país, donde cuenta con muchos opositores por el impacto medioambiental de esta técnica.
La fractura hidráulica, que ha permitido a Estados Unidos aumentar enormemente su producción energética en los últimos años, está regulada de distintas formas en el país, donde cuenta con muchos opositores por el impacto medioambiental de esta técnica. (AP)

Nueva York

El estado de Nueva York prohibirá el uso de la fractura hidráulica ("fracking") para la extracción de gas, según anunciaron hoy las autoridades tras un informe oficial que asegura que representa riesgos significativos para la salud.

"He tenido en cuenta todas las estadísticas disponibles y encontré muchas preguntas y riesgos para la salud pública que todavía no tienen respuesta", dijo el responsable estatal de Salud, Howard Zucker, al anunciar los resultados de ese informe.

Posteriormente, el responsable estatal de Conservación del Medio Ambiente, Joe Martens, anunció que a comienzos del próximo año ordenará una nueva regulación para prohibir la fractura hidráulica a gran escala.

El estado de Nueva York tiene en vigor una moratoria sobre el uso del "fracking" desde el año 2008, cuya continuidad estaba pendiente de revisarse a la espera de las conclusiones del estudio llevado a cabo por el Departamento de Salud.

"Tras el estudio me pregunté si dejaría que mi familia viviera en un comunidad en la que hay 'fracking' y la respuesta es no. Por eso no puedo recomendar a ninguna familia que lo haga", añadió Zucker tras reunirse con el gobernador del estado, Andrew Cuomo.

En determinadas áreas del estado de Nueva York se ha informado de la existencia de ricos yacimientos de gas en formaciones de esquisto, pero esos recursos están sin explotar.

Las autoridades consideran que todavía hay demasiadas preguntas sin respuesta sobre el impacto que pueda tener para la salud esta polémica técnica de extracción de gas y tras meses de debates han optado por aprobar nuevas medidas para prohibirla.

La controversia que suscitan los impactos medioambientales de la fractura hidráulica corre en paralelo a su impacto económico, pues es la responsable del "boom" energético de Estados Unidos de los últimos años.

Gracias a esta técnica se han multiplicado los ingresos de las petroleras y de los vecinos que están dispuestos a ceder sus tierras a la explotación, mientras que el Gobierno la presenta como la solución a la dependencia de la energía extranjera.

Sin embargo, al calor de las críticas que suscita, la Casa Blanca endureció la normativa sobre el "fracking" hace dos años y desde entonces se exige a las empresas que lo utilicen revelar los químicos utilizados en ella.

Esta polémica técnica de extracción de gas y petróleo inyecta en el subsuelo una mezcla de agua y productos químicos a altas presiones para romper las rocas que almacenan los combustibles y así liberarlos.

Más de un centenar de famosos liderados por Yoko Ono y su hijo Sean Lennon se han unido en los últimos meses para levantar la voz contra el "fracking" en Nueva York, desde Lady Gaga, Paul McCartney, Hugh Jackman o Anne Hathaway a Uma Thurman y Susan Sarandon.