• Regístrate
Estás leyendo: Fracasan las negociaciones de paz sobre Yemen en Ginebra
Comparte esta noticia
Lunes , 15.10.2018 / 23:32 Hoy

Fracasan las negociaciones de paz sobre Yemen en Ginebra

Las diversas partes implicadas en el conflicto bélico en el país árabe no alcanzaron ningún acuerdo en Ginebra y no se estableció ninguna fecha para nuevas conversaciones.

Publicidad
Publicidad

Las negociaciones de paz sobre Yemen se terminaron hoy sin acuerdo y no se ha establecido ninguna otra fecha para nuevas conversaciones, anunció el emisario de la ONU.

Un alto el fuego en yemen "necesita más consultas" pero podría cerrarse "rápidamente", declaró hoy en Ginebra el enviado especial de la ONU para Yemen, el subsecretario general Ismail Ould Cheikh Ahmed.

El emisario viajará a Nueva York para informar al secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y al Consejo de Seguridad de la ONU, tras lo cual pretende viajar a la región para continuar trabajando en el establecimiento de la paz.

Ould Cheikh calificó las consultas de Ginebra de "preliminares", aunque admitió que no se había fijado ninguna fecha para celebrar nuevas conversaciones. "No corresponde a la ONU decidir si habrá nuevas consultas, corresponde a los yemeníes hacerlo", dijo.

Las consultas comenzaron en Ginebra el pasado lunes y terminaron hoy, unos días que, según el diplomático mauritano, han servido para constatar que existe "un terreno favorable" para un acuerdo sobre el alto el fuego.

"El ambiente es más bien positivo para nuevas consultas", dijo, y agregó que iba a "redoblar los esfuerzos" en los próximos días en este tema. "Las consultas de Ginebra no son el final del camino, sino el principio de un camino largo y difícil", explicó.

Catástrofe inminente

El emisario de la ONU para Yemen trataba de convencer desde el lunes 15 de junio, en Ginebra, a los rebeldes y a los representantes del gobierno en el exilio que decretaran una tregua humanitaria durante el Ramadán, como un primer paso hacia un diálogo de paz.

Yemen ha sido arrasado por el conflicto entre los rebeldes chiitas, apoyados por Irán, y las tropas leales al exiliado presidente Abd Rabo Mansur Hadi, que huyó a Arabia Saudí en febrero.

Los rebeldes invadieron la zona de mayoría sunita del país y, junto a sus aliados de las fuerzas leales al derrocado presidente Alí Abdalá Saleh, han sido el blanco de ataques aéreos liderados por Arabia Saudí desde marzo.

Según la ONU, el conflicto ha causado 2,600 muertos desde finales de marzo, cuando la coalición árabe lideraba por Riad inició esta campaña de bombardeos en Yemen.

Por otro lado, la ONU solicitó hoy 1,600 millones de dólares para ayudar a alrededor de 21 millones de yemeníes, y expresó su temor por una "catástrofe inminente", según las palabras del coordinador de Operaciones Humanitarias de Naciones Unidas, Stephen O'Brien.

La ONU calcula que al menos "21 millones de personas, es decir, el 80% de la población, necesita ayuda y/o protección" en Yemen, declaró un portavoz de la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Jens Laerke. La delegación del gobierno en el exilio culpó a los rebeldes de la falta de acuerdo, aunque dejó la puerta abierta a otras consultas.

"Desgraciadamente, la delegación hutí no nos ha permitido alcanzar un progreso real como esperábamos", declaró el canciller del gobierno yemení en el exilio, Ryad Yasin, refiriéndose a los rebeldes chiitas yemeníes.

El canciller rehusó sin embargo hablar de "fracaso" e indicó que los esfuerzos iban a continuar junto a la ONU, sin especificar las fechas de próximas reuniones. "No haber obtenido el éxito que esperábamos no significa que hayamos fracasado", afirmó.

Además, Yasin dijo que la delegación del gobierno, reconocido por la comunidad internacional, todavía era "optimista" en vistas de llegar a "una solución pacífica bajo el amparo de la ONU".

El jefe de la delegación rebelde, Hamza al Huthi, se dijo, por su parte, "decepcionado". "Hicimos todo lo posible para que las negociaciones fueran un éxito, pero había muchos obstáculos, especialmente la petición de una retirada", aseguró.

"No podemos retirarnos y dejar un vacío, pero espero que podremos hablar de nuevo rápidamente", dijo a la AFP. La retirada de las posiciones conquistadas por los rebeldes es una de las condiciones exigidas por el gobierno en el exilio para alcanzar un alto el fuego.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.