EU exige a gobierno filipino explicar su "separación"

El presidente filipino, Rodrigo Duterte, anunció en Pekín su "separación" de Estados Unidos, su tradicional aliado, confirmando su giro diplomático hacia China.
El presidente filipino Rodrigo Duterte durante un discurso en un foro en Pekín.
El presidente filipino Rodrigo Duterte durante un discurso en un foro en Pekín. (Reuters)

Washington

El gobierno de Estados Unidos pedirá a su aliado Filipinas una "explicación", después de que el presidente filipino, Rodrigo Duterte, anunció el jueves una "separación" de Washington, durante una visita a Pekín.

"Vamos a buscar una explicación de lo que el presidente quiso decir exactamente cuando habló de una separación con Estados Unidos. No está claro para nosotros qué significa en todas sus ramificaciones", dijo sorprendido John Kirby, vocero del departamento de Estado, al iniciar su reunión diaria con la prensa.

TE RECOMENDAMOS: Filipinas rompe con EU y se une a China

Las declaraciones de Duterte son "inexplicablemente contrarias a la estrecha relación que tenemos con el pueblo filipino, así como con el gobierno en todos los niveles, y no solo dentro de una perspectiva de seguridad", dijo el funcionario estadunidense.

Agregó que el secretario de Estado adjunto para asuntos de Asia, Daniel Russel, estaría en Manila el próximo fin de semana, un viaje que estaba planeado desde hace tiempo.

Otro alto funcionario del gobierno de Estados Unidos había dicho este jueves a la AFP que su país no ha recibido "aún un pedido por los canales oficiales que apunte a modificar nuestra asistencia o nuestra cooperación con Filipinas".

En su estilo mordaz, el presidente filipino anunció desde Pekín, donde realiza una visita de cuatro días, su "separación" de Estados Unidos.

En un discurso el miércoles frente a la comunidad filipina en Pekín, el mandatario consideró que su país, una colonia estadunidense hasta 1946, había tenido pocos beneficios de su alianza con Estados Unidos.

"Ustedes se quedaron en mi país por su propio interés, pero es hora de decir adiós, amigo", dijo el presidente filipino dirigiéndose a Washington.



jamj