Sin resultados la segunda autopsia del dueño del ferri Sewol

Un portavoz de la policía señaló que "no existen evidencias para determinar si Yoo Byung-eun falleció víctima de un crimen" y reconoció que sigue siendo una icnognita si el cuerpo fue cambiado del ...

Seúl

La policía de Corea del Sur anunció hoy que tras una segunda autopsia sigue sin esclarecer la causa de la muerte de Yoo Byung-eun, el dueño de la naviera del ferri Sewol cuyo cadáver fue hallado hace más de dos meses.

"No existen evidencias para determinar si Yoo Byung-eun falleció víctima de un crimen", aseguró en una rueda de prensa en Seúl un portavoz de la policía al presentar los resultados de la segunda autopsia, y también reconoció que sigue siendo una incógnita si el cuerpo fue cambiado de lugar tras la muerte.

El dueño de facto de la naviera del ferri Sewol era el hombre más buscado del país hasta que a finales de julio se descubrió que su ADN coincidía con el de un cadáver hallado el 12 de junio en un campo de ciruelos al sur del país en estado de descomposición y rodeado de botellas vacías de alcohol.

El portavoz de la policía afirmó hoy que el magnate probablemente llevaba más de 10 días muerto cuando fue hallado, y desmintió la hipótesis que circula desde las pasadas semanas sobre que el cuerpo no era el de Yoo sino el de su hermano menor.

Una primera investigación de los forenses a finales de julio tampoco aportó luz a la misteriosa muerte del millonario de 73 años, al que se considera parcialmente responsable del naufragio del buque, el pasado 16 de abril, debido a que la naviera burló presuntamente normas básicas de seguridad mediante prácticas corruptas.

Los fiscales decidieron la semana pasada retirar los cargos contra Yoo debido a su muerte, mientras por otra parte continúa el juicio al capitán y a 14 tripulantes acusados de abandonar el barco sin atender a la seguridad de los pasajeros.

Sobre el juicio, hoy la televisión surcoreana KBS informó de que varias familias de las víctimas y supervivientes del hundimiento podrán ver en directo por televisión desde su localidad las sesiones del proceso, que tienen lugar en Gwangju, al suroeste del país.

Las vistas judiciales se transmitirán desde hoy en un juzgado local de Ansan, la ciudad al sur de Seúl donde estudiaban los 250 estudiantes de bachillerato fallecidos en la tragedia, en lo que supone la primera emisión en directo de un proceso en otro juzgado en la historia de Corea del Sur.