Relativa calma en Ferguson tras visita del procurador Holder

Durante la noche solo se registraron seis arrestos y un policía fue alcanzado por una botella, pero no resultó herido.

Washington

Ferguson, suburbio de la ciudad de San Luis, Misuri, registró hoy una madrugada relativamente en calma en relación a la última semana y media, con sólo seis arrestos y un policía alcanzado por una botella.

En reunión con la prensa esta madrugada, el jefe de la Patrulla de Caminos estatal, Ronald S. Johnson, precisó que el policía alcanzado por la botella no resultó herido, y agregó que no hubo disparos, decomiso de armas, gas lacrimógeno ni pimienta.

El jefe policial reconoció que el numeroso grupo de religiosos y feligreses de edad que salió a las calles de Ferguson esta noche, logró que aquellos que salieron a manifestarse lo hicieran sin perder el control.

La relativa calma se alcanzó luego de semana y media de enfrentamientos entre pobladores y policías desencadenados por la muerte de un joven de 18 años de edad a manos de un policía pese a estar desarmado, y tras presuntamente haber robado una caja de puros.

La víspera el procurador general de Estados Unidos, Eric Holder, visitó el suburbio y ofreció a líderes comunitarios su ayuda para resolver la crisis desatada tras el asesinato del afroestadunidese Michael Brown a manos de un policía blanco.

"Queremos ayudar lo mejor que podamos", apuntó Holder durante la reunión que mantuvo en un colegio comunitario con líderes de los cientos de manifestantes.