Llega al Congreso de EU el despido de James Comey

El subprocurador de Justicia, Rod Rosenstein, presentado inicialmente por la Casa Blanca como promotor del despido del ahora ex director del FBI, testificará a puertas cerradas.
Rod Rosenstein es un veterano del Departamento de Justicia que goza de buena reputación en el Congreso.
Rod Rosenstein es un veterano del Departamento de Justicia que goza de buena reputación en el Congreso. (Reuters)

Washington

El subprocurador de Justicia de Estados Unidos, Rod Rosenstein, quien fue presentado inicialmente por la Casa Blanca como promotor del despido del ahora ex director del FBI, James Comey, se reunirá el próximo jueves con los 100 senadores para exponer su versión de los hechos.

Rosenstein, un veterano del Departamento de Justicia que goza de buena reputación en el Congreso, testificará a puertas cerradas a las 14:30 horas, en medio de una creciente atención en círculos políticos a la investigación sobre la injerencia de Rusia en las elecciones.

TE RECOMENDAMOS: Legisladores piden a Trump las grabaciones con Comey 

Aunque Comey había recibido una invitación similar del liderazgo republicano del Senado para reunirse en privado, declinó la invitación y sostuvo que sólo lo haría en una audiencia pública.

En este marco, el líder demócrata del Senado insistió en la necesidad de que la administración Trump designe a un fiscal independiente que se haga cargo de la pesquisa sobre la presunta colusión entre miembros del equipo de campaña del presidente Donald Trump y Rusia.

“Espero que los senadores de ambos partidos usen esta oportunidad para buscar toda la verdad sobre el despido del director Comey, para presionar al subprocurador a allanar el camino para un fiscal independiente”, señaló el senador por Nueva York.

Schumer expresó asimismo su expectativa de que la administración Trump preserve y haga pública cualquier grabación entre el presidente y el ex director del FBI.

Aunque Trump se atribuyó la responsabilidad sobre el despido de Trump después de versiones de que Rosenstein había amenazado con renunciar al cargo, algunos republicanos se han empezado a sumar al coro de legisladores que pide que haga públicas las eventuales cintas de la conversación con Comey.

Una encuesta de NBC y de The Wall Street Journal muestra que sólo un 29 por ciento de los estadunidenses apoya la decisión de Trump de despedir a Comey, mientras que un 53 por ciento lo desaprueba.


jamj