Fátima recibe a miles de personas en Portugal

Más de un centenar de grupos de peregrinos anunciaron su participación en esta edición la mayoría procedentes de Portugal, Italia, Alemania y Polonia.
Una mujer se arrastra para cumplir una promesa durante la peregrinación anual a Fátima, en el Santuario de Fátima
Una mujer se arrastra para cumplir una promesa durante la peregrinación anual a Fátima, en el Santuario de Fátima (EFE)

Lisboa

La peregrinación internacional al Santuario de Fátima arrancó hoy de forma oficial y ya son miles las personas que se desplazaron hasta el municipio portugués para celebrar el 97 aniversario de la aparición de la Virgen, según la religión católica.

Después de un fin de semana durante el que se registró una mayor afluencia al recinto de lo habitual, ya está todo listo para que den comienzo los actos conmemorativos, presididos en esta ocasión por el patriarca latino de Jerusalén, Fuad Twal.

Más de un centenar de grupos de peregrinos anunciaron su participación en esta edición -la mayoría procedentes de Portugal, Italia, Alemania y Polonia-, a los que se sumarán quienes acudan a Fátima de forma particular.

La procesión de las velas, que tendrá lugar esta noche, y la misa y la procesión del adiós, mañana por la mañana, serán los momentos estelares de estas jornadas.

En declaraciones a los periodistas, Fuad Twal anticipó que en esta peregrinación hará un llamamiento "a los cristianos de todo el mundo a sentirse responsables de la comunidad cristiana en Tierra Santa y por todo Oriente Medio, por su existencia y por su futuro".

Según las previsiones de la organización, en torno a 35 mil peregrinos llegados a pie asistirán este año a los actos programados en recuerdo de la aparición mariana de 1917, según la religión católica.

En la llamada "Capilla de las Apariciones" se celebraron ya esta mañana eucaristías de una hora en diferentes idiomas (alemán, inglés, francés, español, holandés, italiano y polaco), mientras que en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Fátima se oficiaron varias misas en portugués.

La señal de estas celebraciones litúrgicas está disponible a través de la página web del Santuario, lo que permite seguirlas desde cualquier punto del mundo.

Con motivo de la peregrinación, la Guardia Nacional Republicana (GNR) estableció un dispositivo con cerca de 150 agentes.

Además, en los caminos que llevan a Fátima -localidad situada en la zona centro del país, a 120 kilómetros al norte de Lisboa- existen 72 puestos para atender a los peregrinos, ocupados por más de un millar de voluntarios.

El culto a Fátima tiene su origen entre el 13 de mayo y el 13 de octubre de 1917, período durante el que tres niños portugueses -Lucía, Jacinta y Francisco- aseguraron que habían sido testigos de varias apariciones de la Virgen.

Los tres menores, que eran pastores de un rebaño, explicaron que la Virgen les hizo varias revelaciones en esos encuentros, que conforman la profecía de Fátima, dividida en tres partes.

La primera vaticinaba la muerte prematura de Jacinta y Francisco (que eran hermanos y primos de Lucía) y la segunda se refería al final de la I Guerra Mundial y al estallido de la II y predecía la conversión de Rusia y el fin del comunismo.

La tercera fue desvelada en el año 2000 y, según el Vaticano, se refería al atentado que sufrió Juan Pablo II en 1981 y a la lucha del comunismo ateo contra la Iglesia.

En ésta última se predecía el asesinato de un "obispo vestido de blanco" mientras atravesaba una gran ciudad, en lo que la Iglesia considera una profecía del atentado sufrido por Juan Pablo II en 1981, tiroteado por el terrorista turco Ali Agca.