Fue una injusticia asesinar diputados: FARC

El comandante guerrillero Pablo Catatumbo nuevamente se disculpó por la muerte de 11 diputados del Valle de Cauca, ocurrido hace nueve años.
La guerrilla de las FARC, que firmó un acuerdo de paz con el gobierno de Colombia, reconoció haber cometido una "injusticia" con el asesinato hace nueve años de 11 diputados del Valle del Cauca, un acto por el que volvió a pedir perdón.
La guerrilla de las FARC, que firmó un acuerdo de paz con el gobierno de Colombia, reconoció haber cometido una "injusticia" con el asesinato hace nueve años de 11 diputados del Valle del Cauca, un acto por el que volvió a pedir perdón. (Reuters)

Bogotá, Colombia

La guerrilla de las FARC, que firmó un acuerdo de paz con el gobierno de Colombia, reconoció haber cometido una "injusticia" con el asesinato hace nueve años de 11 diputados del Valle del Cauca, un acto por el que volvió a pedir perdón.

"Cometimos una grave injusticia con ustedes" al asesinar a sus seres queridos, dijo el comandante guerrillero Pablo Catatumbo, según se constata en un video de un acto de perdón privado entre los familiares de las víctimas y los rebeldes realizado el viernes en Cali.

TE RECOMENDAMOS: FARC pide perdón por crimen de 11 diputados en 2007

"Nunca fue una acción intencionada, porque no teníamos nada en contra de los diputados", sostuvo Catatumbo, uno de los comandantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que el 24 de noviembre firmaron un acuerdo de paz con el gobierno para superar un conflicto armado de más de medio siglo.

El encuentro entre cerca de 40 familiares de los diputados asesinados y seis miembros de las FARC, entre ellos el comandante Pastor Alape y la guerrillera Victoria Sandino, se realizó en una finca en el sur de Cali y duró cerca de cuatro horas, dijo John Jairo Hoyos, hijo del político asesinado por la guerrilla Jairo Javier Hoyos.

Las víctimas "reivindicaron lo que eran sus familiares", agregó Hoyos, quien se declaró "satisfecho" con la ceremonia. "Asumo el perdón como una salida para el dolor", indicó.

En septiembre pasado, tras una reunión con las víctimas, el grupo insurgente había pedido perdón en La Habana, sede durante casi cuatro años de los diálogos de paz, por el secuestro de 12 diputados del departamento del Valle del Cauca en abril de 2002, de los cuales 11 fueron ejecutados por guerrilleros en 2007.

En 2012, Sigfredo López, el único diputado sobreviviente, fue capturado por la fiscalía, que lo relacionó erróneamente con la retención y muerte de sus compañeros, por lo que posteriormente el ente acusador ofreció perdón al ex diputado y su familia.

En el acto, la guerrilla aseguró que López no tuvo relación alguna con el crimen o con la organización insurgente, afirmó Hoyos, quien sostuvo que el ex diputado participó en la ceremonia junto a representantes de otras 12 familias, 11 de los diputados asesinados y una de un policía degollado por las FARC.

"Nos duele profundamente haber causado este dolor (...) les pedimos perdón porque les causamos dolor", aseveró Catatumbo, tras calificar de "vergonzoso" el asesinato de los políticos.

En el marco del acuerdo de paz, que deberá ser implementado en el Congreso, las FARC, principal y más antigua guerrilla del continente, se comprometieron a reparar de forma material y simbólica a sus víctimas, así como a decir la verdad, so pena de recibir penas en prisión.

AFC