• Regístrate
Estás leyendo: El fallido regreso de Lula ahonda la crisis en el gobierno de Rousseff
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 05:40 Hoy

El fallido regreso de Lula ahonda la crisis en el gobierno de Rousseff

Lejos de resolver el caos en Brasilia, la designación del ex mandatario como ministro ha encendido más la hoguera.

Publicidad
Publicidad

Tumultuoso y fallido, el nombramiento como ministro del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva no tuvo, como se esperaba, el efecto de aliviar la presión que mantiene en jaque al gobierno de su sucesora, Dilma Rousseff. Por el contrario, ahondó la crisis y aportó incertidumbre y caos a un convulsionado Brasil.

Su investidura como jefe de gabinete, suspendida por una medida cautelar poco después de concretada, desató protestas en las calles y una peligrosa puja entre los poderes del Estado.

Esto porque el nombramiento del ex presidente, denunciado y con un pedido de prisión preventiva en curso por su presunta participación en la red de corrupción en la empresa estatal Petrobras, sembró sospechas de que el objetivo era que se beneficiara con el privilegio de los fueros, inherente al cargo de ministro.

Un audio divulgado en la noche del miércoles, que sugiere que la presidenta intentó, de hecho, proteger a su mentor político con el cargo, llevó a millares a las calles.

En el discurso pronunciado durante el acto de investidura, celebrado en el Palacio del Planalto, sede de la Presidencia, con seguridad reforzada y rodeado de cientos de personas pidiendo el fin del gobierno del Partido de los Trabajadores (PT), Rousseff subió el tono al criticar las investigaciones y acciones policiales y judiciales que rodean a Lula, y avisó: "Los golpes comienzan así".

La presión popular contra el gobierno avivó a su vez el trámite relativo a un pedido de destitución de la mandataria que tramita el Congreso. Con la expresa intención de que el proceso se realice lo antes posible, la Cámara de Diputados instaló ayer la comisión especial que hará el primer análisis de la petición.

Ese proceso se zanja primero en la Cámara de Diputados y después en el Senado. Hasta hace pocos días, Rousseff contaba los votos que tenía a su favor para frenar el proceso, como quien cuenta monedas.

Ahora, está a un paso de perder los votos de su principal aliado, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que es además tiene la mayor bancada en ambas Cámaras, junto con el PT.

Esto ocurrió porque, además de Lula, Rousseff colocó ayer como ministro de Aviación Civil al diputado Mauro Lopes, del PMDB, desafiando las órdenes de dicho partido.

El PMDB amenazó el sábado con abandonar la coalición oficialista y prohibió por 30 días —plazo en que definirá si rompe o no con el gobierno— que sus miembros asuman un cargo en el Ejecutivo.

Pese a esa decisión, Lopes aceptó la invitación de Rousseff de integrarse a su gabinete. Ante ello, el vicepresidente Michel Temer, quien comanda además el PMDB, no ocultó su molestia.

Además de no asistir a la nominación de Lula y Lopes, Temes coordinó una reunión para definir, ya no dentro de 30 días, sino en la última semana de marzo, el casi seguro divorcio con el PT.

En síntesis, pocas horas después de que Lula fuera investido ministro con la esperanza de que su influencia política diera oxígeno a un gobierno agonizante, y después de la orden judicial para la suspensión de su nombramiento, la situación en Brasil es cada vez peor.

Las calles arden con manifestaciones que si bien no son multitudinarias como las que el domingo arrastraron a las calles a más de 3 millones de personas, son de varias centenas que advierten que permanecerán en vigilia en la avenida Paulista, en Sao Paulo, y en Brasilia, para exigir la salida de Rousseff y de su eventual "primer ministro".

A su vez, en el Congreso el proceso de impeachment comienza con la amenaza de que el hasta hace poco principal aliado del PT se cambie de bando. Y el Poder Judicial y el Ejecutivo intercambian graves acusaciones y ponen en tela de juicio el equilibrio que debería primar entre ellos, por el bien de las instituciones del país.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.