Celebra Londres centenario de la I Guerra Mundial

Con una exposición en la National Portrait Gallery se pretende mostrar cómo los artistas de la época representaron la batalla a través de pinturas, dibujos, fotografías, esculturas y películas.

Londres

La National Portrait Gallery de Londres dedica una muestra de obras y retratos de quienes vivieron la I Guerra Mundial, con la que quiere reflejar el lado más humano del conflicto, del que este año se cumple su primer centenario.

El museo exhibe 80 piezas, como pinturas, dibujos, fotografías, esculturas y películas, realizadas entre 1914 y 1918 por artistas de la talla de Max Beckmann, Ludwig Kirchner, William Orpen o Henry Tonks, y que podrán ser vistas desde mañana y hasta el 15 de junio.

Titulada "La Gran Guerra en Retratos" la exhibición presenta el lado más humano de la batalla a través de obras y retratos de grandes personajes del mundo intelectual y político, como el poeta británico, Siegfried Sassson, el soldado y poeta, Wilfred Owen y el ex primer ministro británico, Winston Churchill.

"Esta exposición quiere conectar con las experiencias personales de aquellos que vivieron el momento a través de retratos, que nos cuentan la historia y las actitudes de entonces", dijo hoy durante la presentación de la muestra el comisario Paul Moorhouse.

Una de las obras destacadas es "The Rock Drill", de Jacob Epstein, considerada una de las grandes pinturas modernistas relacionadas con la I Guerra Mundial, así como una fotografía conmovedora captada por Jules Gervais Courtellemont representando un paisaje desértico tras una batalla, una clara referencia a la muerte.

También se exponen instantáneas impactantes tomadas por Henry Tonks en 1915 y donde se puede ver el rostro de varios soldados en un hospital con heridas faciales causadas por la contienda.

La muestra de la National Portrait Gallery también presenta retratos formales de los jefes de Estado de las naciones participantes en la Gran Guerra, así como 40 postales de pequeño formato donde se puede observar a muertos en batalla, poetas, artistas y a varias mujeres.

Las obras, que forma parte de una serie de actividades de conmemoración del centenario de la I Guerra Mundial, han sido cedidas por varios museos como el Museo Imperial de la Guerra de Londres, el Oberlin College de Ohio (EEUU), el museo Fitzwilliam de Cambridge (Inglaterra) o la Galería Nacional de Arte Moderno de Escocia.