Buscan a desaparecido en explosión de NY

La familia de Nicholas Figueroa sigue buscando en hospitales de la zona y en refugios para los afectados por la explosión en East Village.
Nicholas Figueroa es uno de los desaparecidos durante la explosión de este jueves en Nueva York.
Nicholas Figueroa es uno de los desaparecidos durante la explosión de este jueves en Nueva York. (Twitter)

Nueva York

Los familiares de uno de los dos desaparecidos tras la explosión en un edificio del barrio neoyorquino de East Village, continúan buscando en los hospitales de la zona y en el refugio habilitado para los afectados, sin obtener respuesta sobre el paradero del joven.

Se trata de Nicholas Figueroa, de 23 años quien estaba en un restaurante de comida japonesa cuando se produjo la explosión, en la que también desapareció Moises Lucon, quien trabaja en este sitio y 25 heridos, cuatro de ellos en estado grave.

"¿Desapareció con la explosión?, ¿cayó por un agujero? Ahora lo que tengo son solo preguntas. He ido a todos los hospitales con la policía y todavía nada. Solo quiero encontrar a mi hijo", dijo el padre de Figueroa al periódico New York Post.

El joven tenía una cita con una chica a la que había invitado a comer al restaurante Sushi Park y mientras ella logró salir a la calle tras la explosión y terminó en el hospital, él todavía sigue en calidad de desaparecido.

"Ahora no sabemos realmente qué hacer. Lo único que nos queda es rezar", afirmó el padre de Figueroa, quien reveló que en la cuenta bancaria de su hijo aparece un último cargo de 13 dólares con catorce centavps del citado restaurante.

La chica tuvo que ser trasladada por los servicios de emergencia al hospital Bellevue con la nariz rota y no pudo recordar lo que había sucedido, hasta pasadas unas horas después de la explosión, según un hermano de Figueroa.

"Deliraba y no era capaz de recordar con quién estaba (...) Después empezó a recobrar la calma y recordó que estaba comiendo sushi con Nicholas", dijo otro familiar que acudió al centro de acogida habilitado por la Cruz Roja.

El saldo inicial de víctimas de la explosión ha sido revisado al alza por las autoridades, desde 19 hasta 25, cuatro de los cuales están en estado grave, además de cuatro bomberos y un miembro de los equipos de emergencia.

De momento se desconoce la identidad de la segunda persona que está desaparecida y que se sospecha, pudo estar en el lugar de la tragedia, al parecer un ayudante de camarero del restaurante donde se registró la explosión.

"Nicholas es un chico simpático, le encantan las aventuras y siempre tiene la sonrisa más grande y luminosa. Ni siquiera sé por qué estaba comiendo en un restaurante de sushi. Yo creía que era vegetariano", contó su hermano Tyler.

De las ochenta personas que se vieron desplazadas después de la explosión, unas treinta tuvieron que pasar la noche en el centro habilitado por la Cruz Roja a unas calles del lugar de la tragedia, según la prensa local.

El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, adelantó ayer que el suceso pudo ser provocado por los trabajos de fontanería que estaban realizando en un edificio y que afectaron conductos de gas, lo que generó una fuga de combustible.