Aún sin éxito la búsqueda de restos del avión desaparecido

Dos aviones militares de China llegaron a Perth para ayudar en las labores de búsqueda en una franja remota de océano distante a unos 2.500 kilómetros al suroeste.

Perth

Mientras aviones intentaban localizar por tercer día consecutivo dos objetos grandes a los que detectó un satélite en el sur del océano Indico, las autoridades australianas dijeron el sábado que persistirían en la búsqueda de lo que continúa como la pista más firme para encontrar al Boeing 777 desaparecido de Malaysia Airlines.

Dos aviones militares de China llegaron a Perth para ayudar en las labores de búsqueda en una franja remota de océano distante a unos 2.500 kilómetros al suroeste.

Aeronaves de Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos participaban en la búsqueda, mientras que dos aviones japoneses llegarán el domingo y otros buques se dirigían a la zona.

El primer ministro australiano Tony Abbot, que se encuentra de visita oficial en Papúa Nueva Guinea, dijo que el mal tiempo ha obstruido la búsqueda pero habrá una mejora en las condiciones climáticas.

"Aviones y barcos de otras naciones se han unido a esta búsqueda particular que no obstante ser poco convincente, que lo es, abarca sin embargo la primera evidencia creíble de lo que haya ocurrido al vuelo MH370", declaró Abbott.

Un satélite ubicó dos objetos grandes en la zona a comienzos de esta semana, lo que hizo aumentar las esperanzas de hallar restos del Boeing 777 que desapareció el 8 de marzo con 239 personas a bordo menos de una hora después de que despegara de Kuala Lumpur con destino a Beijing, China.

Uno de los objetos tendría 24 metros de largo, y el otro cinco metros. Sin embargo, los objetos podrían ser ajenos al avión. Una posibilidad es que hayan caído de alguno de los barcos de carga que transitan la zona.

Warren Truss, primer ministro en funciones de Australia mientras Abbot está de gira en el exterior, dijo que una búsqueda completa podría tomar mucho tiempo.

"Es una zona muy distante, pero intentamos continuar la búsqueda hasta que estemos absolutamente satisfechos de que continuarla sería fútil, y este día no está a la vista", apuntó.

"Si hay algo que hay que localizar, tengo confianza en que el esfuerzo de esta búsqueda lo ubicará", expresó Truss desde la base cercana a Perth que sirve de base para los aviones de búsqueda.

Las aeronaves que participan en la búsqueda incluyen dos jets comerciales de ultra largo alcance y cuatro P3 Orions, dijo la Autoridad Australiana de Seguridad Marítima (HMAS por sus siglas en inglés).

Como la zona de búsqueda está distante a cuatro horas de vuelo desde tierra, los Orions sólo tienen capacidad para peinar la zona durante dos horas y emprender el regreso. Los jets comerciales pueden estar cinco horas en vuelo antes de regresar a la base.

Dos barcos mercantes se encontraban en la región, en tanto que el HMAS Success, un barco de abastecimiento de la armada, tenía previsto llegar a la zona el sábado en la tarde.

Por su parte, las autoridades marítimas australianas revisaban las nuevas imágenes de satélite. Las que mostraron los objetos fueron tomadas el 16 de marzo, pero la búsqueda en la zona comenzó hasta el jueves debido al tiempo que tomó analizarlas.

Los aviones chinos que llegaron el sábado a Perth tenían previsto comenzar el domingo la búsqueda. Una flotilla de barcos de China también participará en las labores de búsqueda, además de un barco de reabastecimiento de combustible que permitirá a las naves permanecer más tiempo en la zona, dijo Truss.

En el avión perdido viajaban 154 pasajeros chinos. En Beijing, parientes de los pasajeros hicieron patente el sábado su disgusto por la falta de información concreta al término de una breve reunión con representantes de Malaysia Airlines y el gobierno malasio.

En Kuala Lumpur, el ministro de Defensa de Malasia, Hishammuddin Hussein, describió el proceso como "un largo arrastre" y agradeció a más de 20 países su participación en la búsqueda que se extiende desde Kazajistán en el Asia Central hasta el sur del océano Indico.

Malasia ha solicitado a Estados Unidos que facilite equipo de reconocimiento submarino, dijo el contralmirante John Kirby, portavoz del Pentágono.

El secretario de Defensa, Chuck Hagel, prometió evaluar la disponibilidad de la tecnología y su utilidad en la búsqueda, señaló Kirby.

Las autoridades malasias no descartan ninguna posibilidad sobre ocurrido al Boeing 777 pero dijeron que las evidencias a la fecha dejan entrever que fue desviado deliberadamente de regreso por Malasia hasta el estrecho de Malaca porque le fueron desconectados los sistemas de comunicaciones.

Las autoridades malasias carecen de certeza sobre lo sucedido después a la aeronave.

La policía considera entre las posibilidades el secuestro, sabotaje, terrorismo y aspectos relacionados con la salud mental de los pilotos o de cualquier otra persona a bordo.