• Regístrate
Estás leyendo: Ex presidentes piden Carta Democrática sobre Venezuela
Comparte esta noticia
Jueves , 21.06.2018 / 15:38 Hoy

Ex presidentes piden Carta Democrática sobre Venezuela

Los ex gobernantes, entre ellos Vicente Fox y Felipe Calderón, se pronunciaron a favor de la iniciativa del titular de la OEA, Luis Almagro, para aplicar la iniciativa.

Publicidad
Publicidad

Agencias

Unos 30 ex presidentes de países latinoamericanos y de España, respaldaron la invocación de la Carta Democrática Interamericana hecha por la Organización de Estados Americanos (OEA) para evaluar la crisis en Venezuela.

Los ex mandatarios, entre ellos los mexicanos Vicente Fox y Felipe Calderón, se pronunciaron para que sus gobiernos apoyen la puesta en marcha del mecanismo.

La Carta Democrática, aprobada en 2001, se aplica cuando en un Estado miembro se da "una alteración del orden constitucional que afecte gravemente su orden democrático".

El 23 de junio el Consejo Permanente de la OEA debatirá en una sesión extraordinaria la solicitud de Almagro por la crisis que vive el país sudamericano.

La declaración la hicieron al suscribir la valoración del secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, sobre las alternaciones al orden constitucional y democrático en Venezuela.

Manifestaron su expectativa de que la reunión del Consejo Permanente de la OEA del próximo jueves discuta el pedido de Almagro y "sirva para comenzar a restaurar el orden democrático en Venezuela".

"Hay que aplicar la Carta Democrática Interamericana, y hemos expresado nuestro absoluto respaldo al Secretario General, porque finalmente alguien alza su voz sin temor", dijo el ex presidente de Perú, Alejandro Toledo.

En declaraciones a la prensa al término del encuentro de una hora de Almagro con los ex presidentes, Toledo consideró que los recientes acontecimientos en Venezuela "no ameritan más diplomacia muda, hay que actuar".

En mayo pasado, Almagro invocó la Carta Democrática para valorar la situación en Venezuela, al amparo del artículo 20 de la misma, abriendo así la posibilidad de que el gobierno del presidente Nicolás Maduro enfrente sanciones de parte del máximo foro político del hemisferio.

En una carta-informe de 132 páginas, Almagro detalló una lista de consideraciones que lo llevaron a tomar esta decisión, en medio de una tensa relación con el gobierno venezolano.

El gobierno de Maduro ha denunciado que la gestión de Almagro es partidaria de la oposición venezolana, y así lo reiteró la semana pasada en República Dominicana durante la Asamblea General de la OEA.

La ex presidenta de Costa Rica Laura Chinchilla defendió la invocación de Almagro como un paso necesario frente a la falta de avance en los esfuerzos para encontrar una salida a la crisis, haciendo notar el fracaso de todas las instancias de diálogo entre gobierno y oposición.

"Seis meses después no hemos visto ese dialogo. No hemos visto esas señales. Vemos a un gobierno que está haciendo todo lo posible de desconocer la soberanía nacional, de la cual es depositaria la Asamblea Nacional de Venezuela", señaló.

Chinchilla dijo que esperan que el Consejo Permanente, integrado por los 35 países de la OEA, se aboque al análisis del informe presentado por Almagro, y que sea incorporado en la resolución que se adopte, en un escenario que vote a favor de activar la carta.

"No queremos un silencio cómplice Queremos que esa Asamblea General pueda escuchar la versión de los miembros de la oposición en la persona del presidente del Congreso", demandó la ex presidenta, tras revelar que ya se han realizado peticiones en ese sentido.

En una carta, los ex mandatarios denunciaron, como lo ha hecho la oposición venezolana, el intento del gobierno del presidente Maduro de postergar hasta 2017 la celebración de un referendo revocatorio.

El ex presidente de Bolivia Jorge Quiroga, insistió por su parte en la intención dilatoria del gobierno venezolano para celebrar el revocatorio, al recordar que en 2015, pudo ofrecer 10 millones de firmas recolectadas en tres días para demandar el fin de la injerencia de Estados Unidos en sus asuntos internos, "y ahora para 190 mil firmas necesitan no sé cuantos meses".

"Esta semana hay dos eventos que van a demostrar si existe real voluntad del gobierno de Venezuela. Hay que validar las firmas (pidiendo el revocatorio), y atender la apelación de (el líder opositor) Leopoldo López, que todo mundo sabe que fue linchado por el régimen", dijo.

El exmandatario boliviano dijo que si el gobierno venezolano vuelve a condenar a López, entonces "es hora de condenar los abusos de la democracia, con base en la información de Luis Almagro. Dialogo si, demora, no".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.