• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Lunes , 18.06.2018 / 19:09 Hoy

Ex líder del PP pide a Rajoy que “dé un paso atrás”

Alberto Garre, ex presidente de Murcia, asegura que la exigencia de dimisión del mandatario español es un "clamor silencioso" pero que nadie se atreve a decirlo en las filas del Partido Popular.

Publicidad
Publicidad

José Antonio López

El liderazgo de Mariano Rajoy y su candidatura a repetir como presidente de España no cuenta con el apoyo unánime del que presumen desde la dirección del conservador Partido Popular (PP). Hoy, un histórico dirigente de los populares se atrevió a pedirle que “dé un paso atrás” y se vaya porque es lo mejor para el país. Se trata de Alberto Garre, ex presidente de Murcia.

“Que Mariano Rajoy dé un paso atrás es el mejor servicio que podría hacerle al PP y a España”, aseguró en declaraciones a la cadena de radio Ser el actual presidente del Comité de Derechos y Garantía del PP en Murcia.

Eso sí, no apostó por ninguno de sus compañeros de partido en concreto, convencido de que hay mucha gente capacitada dentro de las filas del partido conservador.

"Mirarse en el espejo"

Para Garre España “no estaría en la indefinición y sin gobierno” si Mariano Rajoy “hubiera hecho caso” al presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, cuando le pidió que se mirara en el espejo y decidiera si debía ser el candidato del PP en las elecciones generales del pasado mes de diciembre.

“Si le hubiese hecho caso a Juan Vicente Herrera cuando le pidió que se mirase al espejo, hoy no tendríamos este conflicto nacional que es en gran parte un problema personal”, añadió.

De acuerdo a su interpretación, los demás grupos parlamentarios han rechazado apoyar un Gobierno de Rajoy, pero no uno liderado por el PP, que fue el más votado el 20 de diciembre pasado.

Así que si se propone otro candidato “la respuesta no puede ser otra que aceptar un Gobierno del PP, en coalición o con apoyos puntuales pactados previamente” porque si no lo hacen quedará “desenmascarado” que su estrategia sólo es “de acoso y derribo al PP”.

Garre, sin embargo, admitió que Rajoy “no es un lastre” y ha sido más bien “un activo”, pero “no tiene por qué proponerse como único candidato a la presidencia del Gobierno, incluso un 47 por ciento de los votantes prefieren que no lo sea”, mencionó a propósito de la última encuesta nacional del oficialista Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El líder murciano, que siempre se ha caracterizado por su forma directa y coloquial de hablar, fue más allá al asegurar que este diagnóstico “es un clamor” en el PP, pero “un clamor silencioso” pero que no se dice abiertamente porque en los partidos hay “muchos palmeros (los que siempre le dan la razón al jefe) y algunas plañideras”.

En consecuencia, pidió al PP que no esté “ciego ante las encuestas del CIS y sordo ante el clamor del pueblo” en lo relativo al rechazo y la preocupación por la corrupción, referente a las decenas de casos en los que miembros de su partido están implicados.

Se le preguntó si consideraba si Rajoy debería irse como una forma de asumir la responsabilidad política por dichos casos y respondió que “se dan en todos los partidos, incluso más en el PSOE (Partido Socialista Obrero Español), aunque eso a los ciudadanos “les da igual quién meta la mano o ponga el cazo, lo que quieren es que no se haga”.

Otro que también pidió la marcha de Mariano Rajoy como candidato a la presidencia fue Jaime Ignacio del Burgo, Doctor en Derecho, ex presidente del PP de Navarra y miembro del Comité Ejecutivo Nacional del partido durante 18 años.

“Es hora de pensar en lo que conviene a España por encima de intereses personales o partidistas, por muy legítimos que puedan ser. Se dice que una retirada a tiempo es una victoria. Sé que lo más difícil para un político es reconocer que su tiempo ha pasado, por muy brillantes que sean los resultados de su gestión en el pasado. Hacerlo en el momento adecuado demuestra grandeza de espíritu y sentido de Estado, cualidades que no dudo adornan al presidente Rajoy cuya acción de gobierno, con más luces que sombras, ha estado siempre presidida por el servicio al interés general de la ciudadanía española”, escribió en un análisis publicado por el digital Vozpopuli.

"Va de salida": Soraya Sáenz de Santamaría

En respuesta a la petición de Alberto Garre, dos de los llamados “escuderos” –calificados así por la prensa local- del presidente en funciones salieron en tromba a defenderle. La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, intentó restar importancia a las declaraciones de un compañero de partido que, para ella, “va de salida”.

“Es una persona que está creo de salida en este asunto y yo lo que pido es que pensemos todos en el bien del país y en el bien del partido con independencia de las peripecias personales que uno ha tenido y la situación personal en la que se encuentra”, declaró.

La número dos del Ejecutivo en funciones, de paso, reiteró que estará con Rajoy “pase lo que pase”. “Le voy a ayudar hasta el final”, afirmó. Por separado, el ministro de Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, pidió “lealtad” al político su compañero de partido murciano.

“En el PP somos muchísimos y hay libertad de expresión. Eso del clamor silencioso lo dirá él. Recomiendo lealtad y prudencia para expresar la propia opinión en los órganos internos, pero en todo caso no he escuchado nada de lo que él dice en ningún comité nacional del PP. La única persona que suscita un consenso básico en el PP es Mariano Rajoy, aunque haya muchos capaces”, zanjó Fernández Díaz.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.