La ex de Hollande cuenta decepciones, no secretos de Estado

Gracias por este momento, de Valérie Trierweiler, que fue la pareja oficial del presidente de Francia, según avanzó la revista Paris Match, "habla de amores, de rupturas y de pasiones".
Francois Hollande (d) y Valerie Trierweiler, en Tulle, el 6 de abril de 2013
Francois Hollande (d) y Valerie Trierweiler, en Tulle, el 6 de abril de 2013 (AFP)

París

El libro escrito por Valérie Trierweiler, que hasta la pasada primavera fue la pareja oficial del presidente francés, François Hollande, cuenta detalles de su relación y de las decepciones que sufrió, pero no secretos de Estado, avanzó hoy la revista Paris Match, que publicó breves fragmentos. "Sobre cuestiones de Estado, (Hollande) puede dormir tranquilo", señaló el semanario, que añadió que Trierweiler "habla de amores, de rupturas y de pasiones".

La existencia del libro, Merci pour ce moment (Gracias por este momento), que se publica mañana en Francia, se conoció ayer, y fue sólo entonces cuando el jefe del Estado tuvo la primera noticia, según Le Parisien. Este diario, que citó a una persona presentada como próxima a Hollande, aseguró que no conoce su contenido y que "está un poco aterrorizado".

Valérie Trierweiler, de 49 años, sólo estuvo en el palacio del Elíseo, la sede de la presidencia francesa, entre mayo de 2012 y enero de 2014, un período corto en el que no llegó a imponer su "marca" como primera dama. La periodista, poco apreciada por muchos franceses, defendió su libertad nada más ser elegido su compañero, considerando normal conservar su puesto en Paris-Match pese a ser la compañera del jefe del Estado.

Un mes más tarde, en plena campaña de las elecciones legislativas, desató una fuerte polémica con un tuit devastador, en el que apoyaba al rival de Ségolène Royal, ex compañera de Hollande y madre de sus cuatro hijos. Desde el pasado abril, Royal es ministra de Ecología en el gobierno socialista. Muchos comentaristas afirmaron entonces que su presencia en el ejecutivo no habría sido posible si Hollande hubiera seguido con Valérie Trieweiler.

La ex del presidente escribió su libro en secreto y, para evitar que hubiera filtraciones, su editor trabajó en él con un equipo reducido y lo envió a imprimir (200 mil ejemplares, de los cuales 120 mil se van a repartir por librerías, quioscos o hipermercados) a Alemania, desde donde debía de entrar hoy en Francia.

Una persona que lo ha leído señaló a Le Parisien que va a ser "devastador para la imagen de François Hollande" al contar en detalle la historia de los diez años de la pareja, su ruptura y las relaciones entre ambos desde entonces.

Entre los fragmentos reproducidos también por el vespertino Le Monde hay uno en el que Trierweiler detalla que se enteró por los medios de que Hollande tenía una relación con la actriz Julie Gayet, revelada por la revista del corazón Closer el pasado enero.

"Me precipité al cuarto de baño. Cogí una pequeña bolsa de plástico con somníferos. (...) François me siguió. Intentó quitármela. Corrí a la habitación. Él cogió la bolsa y esta se rompió. Se esparcieron pastillas por el suelo y la cama. Conseguí recuperar algunas y tragué las que pude. Quería dormir. (...) Perdí el conocimiento", recuerda.

Trierweiler rememora también con ironía cómo le dio la espalda gente a la que consideraba cercana: "Valls y Moscovici no debieron acordarse de mi número de teléfono", escribe sobre los actuales primer ministro y ex ministro de Economía.

El libro también se refiere a cuando Hollande se enteró en mayo de 2011 del arresto del entonces director del FMI, el líder socialista Dominique Strauss-Kahn (uno de sus rivales para la candidatura de su partido a las presidenciales).

Incluye igualmente una muestra de celos de Michelle Obama, la mujer del presidente estadunidense, Barack Obama, y la aparición de la actual ministra Ségolène Royal (madre de los hijos de Hollande) cuando el jefe del Estado cenaba con Trierweiler en un restaurante.

El retrato que hace del presidente muestra además a un hombre hipócrita, que no se corresponde con la imagen que intenta ofrecer ante los medios, de los que asegura que está todo el tiempo pendiente.

"Se ha presentado como un hombre al que no le gustan los ricos. En verdad, no quiere a los pobres. Él, hombre de izquierdas, los llama en privado 'los sin dientes', muy orgulloso de su golpe de humor".

Pese a su ruptura pública, la periodista confiesa igualmente que Hollande no ha roto el contacto telefónico con ella, y que le ha llegado a enviar hasta 29 mensajes al día, algunos de los cuales se remontan al pasado 6 de junio, día de las conmemoraciones del 70 aniversario del desembarco de Normandía.

Otro de esos mensajes data del mes de julio, cuando el presidente la invitó a celebrar con él su 60 cumpleaños, en un momento en que los medios rumoreaban que iba a oficializar su relación con Gayet.

"Depende de ti decirme que sí", le habría dicho el jefe de Estado a Trierweiler, según la cual en septiembre de 2012 Hollande le propuso matrimonio y la boda se planeó para antes de las Navidades de ese año, pero este se echó para atrás pocos meses antes, cuando ya mantenía una relación paralela con la actriz.

"En cuestión de secretos de Estado, (Hollande) puede dormir a pierna suelta. Valérie habla de amores, desgarros y pasiones", resume la periodista Catherine Schwaab en las columnas de Paris Match. Hollande anunció el 25 de enero el "final de su vida común" con Trierweiler, tras ventilarse su relación con la actriz Julie Gayet en una revista.

Trierweiler no es la primera ex primera dama que escribe sobre su vida en el Elíseo. En 2013, el libro de la segunda ex mujer de Nicolas Sarkozy, Cécilia Attias, Une envie de vérité ("Ganas de verdad"), vendió decenas de miles de ejemplares.

Cécilia, que se divorció de Sarkozy poco después de su elección como presidente en 2007, contaba en el libro su vida como primera dama y su ruptura con el ex presidente, ahora casado con la cantante Carla Bruni.