• Regístrate
Estás leyendo: Restauración del San Jorge de Estella provoca indignación
Comparte esta noticia
Martes , 11.12.2018 / 15:38 Hoy

Restauración del San Jorge de Estella provoca indignación

La reparación de la escultura, del siglo XVI y que muestra a San Jorge con armadura, montado a caballo y luchando contra un dragón, estuvo a cargo de una profesora de manualidades por encargo del párroco de la iglesia.
1 / 3
Publicidad
Publicidad

La restauración de una escultura de San Jorge, tallada en el siglo XVI y que se encuentra en la iglesia de San Miguel de Estella, en la provincia española de Navarra, despertó la indignación de algunos y las risas de otros, pues se compara el trabajo con el Ecce Homo, de Borja, por la poca calidad del resultado.

La escultura muestra la imagen de San Jorge con armadura, montado a caballo y luchando contra un dragón, pero la restauración, utilizando colores uniformes, sobre todo en el rostro, provocó que el tema se convierta en motivo de actualidad por parte de los lugareños de Estella.

La restauración estuvo a cargo de una profesora de manualidades de Estella, al parecer por encargo del párroco de la iglesia. Un trabajo que se realizó sin conocimiento del Ayuntamiento ni de los restauradores competentes.

Ante tal indignación, la Asociación de Conservadores y Restauradores de España (ACRE) calificó de "desastrosa" la renovación de la escultura.

Los expertos criticaron que la renovación de la obra se haya realizado por "personal no capacitado, sin los mínimos criterios de restauración de bienes culturales actuales, lo que ha dado lugar a la destrucción irreversible de una joya del patrimonio navarro".

En un despacho, los expertos recordaron que las actividades sobre el patrimonio cultural se encuentran reguladas por la legislación estatal y autonómica, "que obliga a protegerlo, valorarlo y difundirlo". 

"Las actuaciones de conservación restauración deben ser ejecutadas por personal especializado, con formación superior y bajo control administrativo" .

La ACRE informó que presentará una queja ante la Fiscalía de Navarra y pedirá la apertura de diligencias para permitir el esclarecimiento de los hechos. Además, solicita una valoración de técnicos calificados para valorar el alcance de los daños, ya que consideran que la anomalía puede tratase de "una infracción administrativa o un delito penal por daños en bienes de valor histórico cultural ", lo que supondría una pena de importante.

(Con información de El Mundo)


jamj

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.