• Regístrate
Estás leyendo: Me quedo hasta 2020, desafío de Rajoy
Comparte esta noticia
Jueves , 18.10.2018 / 09:01 Hoy

Me quedo hasta 2020, desafío de Rajoy

La Aldea

El gobernante español enfrenta una crisis a mitad de su mandato por la trama de corrupción del caso Gürtel.
Publicidad
Publicidad

Acorralado por la corrupción en las filas de su conservador Partido Popular, el jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, descartó este miércoles dimitir en víspera de una moción de censura promovida por la oposición socialista.

“Mi intención es cumplir el mandato de los españoles y el mandato de esta cámara” hasta mitad de 2020, dijo Rajoy en el Parlamento, en respuesta al diputado independentista catalán Gabriel Rufián, que le preguntó si pensaba renunciar.

La moción la presentó el líder del Partido Socialista Obrero (PSOE), Pedro Sánchez, tras conocerse la sentencia de la llamada trama Gürtel, que confirmó que el PP se benefició y fue partícipe a título lucrativo de esta red de corrupción que arrojó más de 300 años de cárcel para decenas de integrantes de esta fuerza política, empezando por su ex tesorero Luis Bárcenas, condenado a 51 años. Bárcenas aseguró que altos cargos del PP recibieron dinero “negro”, incluido Rajoy (casi 40 mil euros) antes de ser presidente.

La moción de censura es polémica ya que Pedro Sánchez, que fracasó en dos sesiones de investidura, dijo que para hacerla efectiva aceptaría incluso el voto de los independentistas catalanes (con lo que ello supone), toda vez que el partido Ciudadanos (centroderecha) anticipó que no lo apoyará, salvo un cambio de última hora. A los “naranjas” les interesa el adelanto de elecciones ya que, según encuestas, ganaría.

En el PP hay pánico a que Sánchez gane y se convierta en el nuevo presidente español cuando apenas ha transcurrido media legislatura. Pero también hay enfado por la “irresponsabilidad” que creen supone el objetivo del líder socialista de cambiar el gobierno en la actual coyuntura nacional.

Pero, a diferencia de anteriores crisis en el gobierno de Rajoy, el PP podría volverse ahora contra él, cuando la amenaza de perder el poder empieza a verse como un problema.

En el PP existe la idea de que pase lo que pase con la moción de censura, el problema para salvar al partido de la crisis se reduciría si Rajoy anuncia que no volverá a competir en las urnas, cosa que aún no garantiza.

De hecho, hay varios pesos pesados del PP que off de record dicen que cada vez reúne más apoyos el presidente de Galicia, Alberto Núñez Feijó, uno de los pocos del partido que se ha atrevido a hacer autocrítica. Se le ve como el sucesor natural de Rajoy y, por ende, futuro candidato.

Pedro Sánchez cuenta ahora mismo con el respaldo de Podemos (extrema izquierda), Esquerra Republicana de Cataluña y está en el aire el Partido de Cataluña y el partido Nacionalista Vasco (PNV), con lo cual le bastaría para ser presidente. Estas dos últimas fuerzas tomarán su decisión a última hora.

En todo caso, el socialista subrayó que si llega a la presidencia anunciará elecciones a la brevedad, aunque no se atreve a decir la fecha exacta, que es una de las condiciones que le ha puesto Ciudadanos para apoyarle.

La crisis es tal que la prensa local publicó que no se descarta que en las próximas horas Mariano Rajoy dimita in extremis con tal de evitar que Pedro Sánchez sea el nuevo inquilino de la casa presidencial de La Moncloa.

Rajoy se enfrentó ayer a la que podría ser su última sesión de control en el Congreso, donde insistió en que no va a dimitir. Pero el coordinador general del PP, Fernando Martínez Maillo, se refirió a la posibilidad de un paso atrás de Rajoy y lo hizo con ambigüedad: “No se puede descartar lo que no se plantea”, dijo.

En el PP están convencidos de que Rajoy no se dejará derribar por una moción de censura de los socialistas y permitir así que los populares pasen a la oposición. La garantía última para que eso no ocurra es precisamente la dimisión del presidente. Eso significa que la candidatura del líder socialista no se podría votar. La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría sería la jefa de gobierno en funciones.

“Echar a ladrones y a carceleros de La Moncloa no es una opción, es una obligación”, afirmó el diputado catalán de Esquerra Republicana, Gabriel Rufián.

Rajoy está viviendo la semana más complicada de su vida política. El jefe del Ejecutivo acusó a Sánchez de querer formar un “gobierno Frankenstein” por tener como “acompañantes” a Podemos y al resto de grupos parlamentarios.

Será a partir de hoy cuando se empiecen a despejar todas estas incógnitas, aunque será hasta mañana cuando todo se decida, ya que es el día en que se realizará la votación contra Rajoy, un presidente “ahogado” por la corrupción en su partido.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.