• Regístrate
Estás leyendo: EU estrenó en Siria su “misil invisible”
Comparte esta noticia
Lunes , 16.07.2018 / 01:12 Hoy

EU estrenó en Siria su “misil invisible”

El JASSM-ER, de cuatro metros y medio, debe ser lanzado desde aviones. Donald Trump defiende el uso de la frase “Misión cumplida”.

Publicidad
Publicidad
Hatsune Miku
Ciudad de México
19 de Julio
Los Caligaris
Guadajalara
19 de Julio
The Sol Festival
Poza Rica de Hidalgo
20 de Julio
FLOW
Ciudad de México
20 de Julio

Agencias

El Pentágono estrenó en su último ataque a Siria un “misil invisible”, el JASSM-ER (Misil de Distancia Aire-Tierra Conjunto-Rango Extendido), fabricado por una de las mayores empresas del mundo, Lockheed Martin, informó el Departamento de Defensa, mientras que el presidente Donald Trump defendió el uso de la frase “Misión cumplida” al finalizar la operación militar.

De cuatro metros y medio, el proyectil se lanza desde aviones, lleva media tonelada de explosivos y tiene un alcance de más de mil kilómetros, lo que justifica su clasificación de “Rango extendido”. La distancia garantiza que el avión que lanza el misil no sea alcanzado por la defensa antiaérea, de ahí que la palabra “distancia” (standoff, en inglés) encabece su nombre.

Su firma de radar, la estela que deja, es muy pequeña. Es un misil “furtivo”, difícil de detectar. Como el Tomahawk, de los que el Pentágono lanzó 66 en este ataque a Siria, el JASSM se guía por satélite. En su último tramo es guiado por infrarrojos y, también, por un programa que hace que el misil sea capaz de “reconocer” por dónde está yendo y, si es necesario, corrija el rumbo. Eso hace a estos sistemas de armas muy precisos.

Siempre según el Pentágono, Lockheed-Martin fabrica los JASSM en Troy, un pueblo de Alabama de 20 mil habitantes. Hasta la fecha ha entregado más de dos mil a las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, en un programa con un presupuesto de 4 mil 600 millones de dólares.

Los 19 JASSM, con un costo de 1.4 millones de dólares la unidad, fueron lanzados por dos bombarderos B-1, que, desde 2014, han sido uno de los ejes de la guerra contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI). En su misión del sábado en Siria, los B-1, que habían despegado de Qatar, fueron escoltados por aviones de guerra electrónica EA-6 de la Marina, que confundieron a las defensas antiaéreas siria y rusa.

Mientras, el presidente Donald Trump defendió haberse referido a la operación militar junto a sus aliados en Siria con la polémica frase de “Misión cumplida”.

“La incursión siria se llevó a cabo tan perfectamente, con tanta precisión, que la única forma en que los ‘medios de comunicación falsos’ pudieron degradarla fue mediante mi uso del término ‘Misión cumplida’”, indicó Trump en Twitter. La frase hizo evocar el discurso prematuro de victoria en la guerra de Irak del entonces presidente George W. Bush a bordo del portaaviones USS Abraham Lincoln, el 1 de mayo de 2003.

“Sabía que se aprovecharían de esto, pero sentimos que era un término militar tan grandioso, que debía volver a usarse. ¡Úsenlo con frecuencia!”, tuiteó ayer el mandatario.

Asimismo, el presidente francés, Emmanuel Macron, aseguró que convenció a Donald Trump, de “permanecer” en Siria y aseguró que los bombardeos contra ese país no fueron una declaración de guerra contra el gobierno de Bashar Asad.

“Hace 10 días, el presidente Trump decía que Estados Unidos consideraba irse de Siria, (...) lo convencimos de que era necesario permanecer a largo plazo”, afirmó Macron en una entrevista de televisión.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.