Testimonios reabren posible injerencia rusa en comicios de EU

Sally Yates, ex viceministra de Justicia, y James Clapper, ex director de inteligencia, serán interrogados por una comisión del Senado que investiga la posible injerencia de Moscú en las elecciones.

Washington

El testimonio de dos ex altos funcionarios del gobierno de Barack Obama ante el Senado promete reabrir este lunes la polémica sobre la alegada interferencia de Rusia en las elecciones presidenciales estadunidenses realizadas el año pasado.

Sally Yates, ex viceministra de Justicia, y James Clapper, ex director general de inteligencia, serán interrogados bajo juramento por una comisión del Senado que investiga el tema que se ha tornado en un tormento para el gobierno de Donald Trump.

TE RECOMENDAMOS: No me arrepiento de investigar a Hillary, dice director del FBI 

A fines de 2016, Clapper expresó su convicción de que altos funcionarios del gobierno de Rusia habían autorizado la invasión de los correos electrónicos del Partido Demócrata y su divulgación pública para afectar la candidatura presidencial de Hillary Clinton y ayudar a Trump.

En menor grado, esa convicción fue compartida por varias agencias de inteligencia, aunque las pruebas nunca fueron divulgadas, según apuntaron, por la sensibilidad del caso.

Los testimonios de Yates y Clapper de este lunes, sin embargo, se concentrarán en las relaciones entre Rusia y el ex asesor de Seguridad Nacional de Trump, Michael Flynn, quien fue despedido después de apenas un mes en el cargo.

De acuerdo con fuentes no identificadas mencionadas en la prensa estadunidense, Yates (a quien Trump mantuvo por 10 días como ministra interina de Justicia) llegó a alertar a la Casa Blanca sobre contactos entre Flynn y funcionarios rusos.

A pesar de esos avisos, Trump nombró a Flynn aunque tuvo que despedirlo pocas semanas más tarde por haber ocultado de sus superiores en la Casa Blanca sobre sus contactos con el embajador ruso en Washington, Sergei Kislyak.

En las audiencias de este lunes, Yates será interrogada sobre el detalles de sus alertas a la Casa Blanca sobre Flynn, hechos que el gobierno de Trump niega con firmeza.

Este lunes, la red CNN afirmó que el propio Obama llegó a alertar a Trump sobre Flynn.

TE RECOMENDAMOS: Fundador de Blackwater buscó acercamiento Trump-Putin 

En tanto, Trump recurrió a su arma favorita, la red social Twitter, para atacar a Yates y Clapper con mensajes que cuestionan la integridad de los dos ex funcionarios del anterior gobierno.

De acuerdo con Trump, "Flynn recibió la más alta autorización de seguridad por parte del gobierno de Obama".

En otro mensaje, el presidente sugirió a los senadores que pregunten a Yates "bajo juramento si sabe cómo es que la prensa recibió información reservada poco después que ella se la presentó a funcionarios de la Casa Blanca".

La semana pasada, Clinton dijo estar segura que su derrota en las elecciones presidenciales se debió, en parte, a la divulgación de correos electrónicos de su comité de campaña en la red WikiLeaks, iniciativa que atribuyó a Rusia.


jamj