Panfletos del Ku Klux Klan y esvásticas aparecen en NY

De acuerdo con el gobernador, Andrew Cuomo, se ha reportado un incremento en incidentes racistas luego de la distribución de folletos que glorifican al grupo supremacista.
En los años 60, en plena batalla por los derechos civiles de los negros, el KKK contaba con 40 mil miembros.
En los años 60, en plena batalla por los derechos civiles de los negros, el KKK contaba con 40 mil miembros. (John Bazemore | AP)

Nueva York

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, denunció este jueves la aparición en esta ciudad de esvásticas y de panfletos que glorifican al grupo supremacista blanco Ku Klux Klan (KKK), en un repunte de los ataques de odio en Estados Unidos.

El Centro Legal sobre la Pobreza del Sur (SPLC), un organismo civil que rastrea el surgimiento de grupos y actos racistas en Estados Unidos, ha recibido más de 300 denuncias de esta clase de acosos y agresiones en contra de minorías desde el triunfo electoral de Donald Trump.

TE RECOMENDAMOS: Investigan propaganda racista del Ku Klux Klan en Canadá

De acuerdo con Cuomo, Nueva York también ha reportado un incremento en incidente racistas. Panfletos que glorifican al KKK fueron distribuidos a conductores de autos en la comunidad de Patchogue, en la zona conurbada de la ciudad de Nueva York.

Asimismo, esta mañana fue descubierta una esvástica pintada en un vagón del metro de Nueva York. Hace dos días, el senador local Brad Hoylman, de origen judío, denunció que en su edificio fue pintado uno de estos símbolos.

Una esvástica fue pintada la semana pasada en una comunidad de judíos ortodoxos en el condado de Brooklyn.

En referencia a la esvástica del metro y a los panfletos sobre el KKK, Cuomo expresó: "estos son sólo los últimos incidentes. Mi administración ha iniciado varias investigaciones sobre crímenes de odio que hacen blanco de minorías e inmigrantes".

Cuomo llamó a todos los funcionarios, y al público en general, a denunciar este tipo de incidentes, y prometió "castigar con todo el peso de la ley a cualquier que se involucre en estos actos". Añadió que permanecer en silencio significa alentar estas amenazas.

"Déjenme ser claro: estos actos de odio e intolerancia van contra todo lo que Nueva York representa. Hemos dado la bienvenida con brazos abiertos a generaciones de inmigrantes. Este estado continuará con ese orgulloso legado", afirmó el gobernador.

El gobierno de Nueva York había presentado esta semana una línea telefónica directa para denunciar este tipo de actos de odio.

jamj