• Regístrate
Estás leyendo: Marchan contra política migratoria de Trump
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 01:43 Hoy

Marchan contra política migratoria de Trump

Estadunidenses salen a las calles de decenas de ciudades para repudiar las medidas antiinmigrante del republicano que afectan a niños latinos.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

Miles de manifestantes furiosos con la política migratoria de Estados Unidos marcharon este sábado por todo el país para protestar por las separaciones de familias en la frontera, realizadas bajo la línea dura impuesta por el presidente Donald Trump.

La manifestación “Families Belong Together” (“Las familias deben estar juntas”, en inglés) en Washington D.C. comenzó en el parque frente a la Casa Blanca, donde se congregaron multitudes, hasta 30 mil según los organizadores, antes de marchar hacia el Capitolio.

En Nueva York, familias, jóvenes, niños y ancianos marcharon bajo un sol abrasador como parte de una protesta de miles de personas. “Dígalo alto, dígalo claro, los refugiados son bienvenidos aquí”, coreaban.

Una banda de percusionistas aumentó el fervor de una multitud que portaba carteles que, por ejemplo, decían: “Nuestra Nueva York es una Nueva York Inmigrante” y “Sin jaulas, sin prohibiciones, sin muro”.

“Suprimir el ICE”, rezaba otro letrero, reflejando los crecientes pedidos de activistas de eliminar la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas.

Atlanta, Boston, Chicago, Portland y Los Ángeles también tuvieron multitudes de manifestantes, con la participación de artistas como Alicia Keys y Lin-Manuel Miranda en Washington o John Legend en Los Ángeles, así como legisladores demócratas.

Un medio centenar de personas también marchó en Ciudad Juárez, en Chihuahua, y la circulación fue momentáneamente interrumpida en el cruce fronterizo de El Paso, en el lado estadunidense.

Trump ha hecho de la lucha contra la inmigración, tanto ilegal como legal, una de las principales prioridades de su agenda.

En un intento por detener el flujo de decenas de miles de migrantes en la frontera sur de EU, a principios de mayo pasado ordenó el arresto de adultos que ingresen al país ilegalmente, incluidos aquellos que solicitan asilo.

Como resultado de la represión ordenada por Trump, cientos de niños fueron separados de sus familias y, de acuerdo con imágenes ampliamente difundidas, mantenidos en recintos enrejados, en una práctica que provocó la indignación nacional y mundial.

El mandatario, que pasó el sábado en su campo de golf Bedminster cerca de Nueva York, les respondió a distancia a través de su cuenta de Twitter: “Cuando las personas ingresan ilegalmente a nuestro país, debemos escoltarlas INMEDIATAMENTE de regreso sin pasar por años de maniobras legales. Nuestras leyes son las más tontas del mundo”.

“¡Los demócratas quieren fronteras abiertas y son débiles en el crimen!”.

Trump decretó la semana pasada que se frenara la separación de las familias de inmigrantes, pero desde entonces solo 538 niños han podido reencontrarse con sus padres, y más de dos mil menores siguen recluidos y apartados de sus familiares, según datos oficiales.

Un juez federal ordenó 30 días al gobierno para la reagrupación, y dos semanas cuando los menores tienen menos de cinco años.

La lentitud del proceso y el anuncio del gobierno Trump que las familias enteras serían a partir de ahora detenidas, sin excepción por la presencia de menores, provocan la ira de la oposición demócrata y el malestar de algunos republicanos.

CLAVES
NOMBRAMIENTO


EU nombró ayer a un nuevo director interino de su principal aparato de deportación de inmigrantes indocumentados, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, anunció que Ronald D. Vitiello tomó las riendas de ICE.

Vitiello era subcomisionado interino de la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza, donde gestionó los planes de construir un muro fronterizo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.