• Regístrate
Estás leyendo: Derecho al aborto en EU, en riesgo por juez
Comparte esta noticia

Derecho al aborto en EU, en riesgo por juez

Salida de Anthony Kennedy de la Corte Suprema puede modificar el fallo
1 / 2
Publicidad
Publicidad

La defensa por el derecho al aborto estará en el centro de la lucha por la elección del nuevo integrante de la Corte Suprema de Estados Unidos, mientras aumenta la presión sobre un puñado de senadores con poder de bloquear o confirmar al elegido de Donald Trump.

Los demócratas esperan evitar que el presidente incline la balanza de la Corte a la derecha al elegir a un ultraconservador en reemplazo del juez Anthony Kennedy, quien era el voto de desempate entre liberales y conservadores entre los nueve integrantes del máximo tribunal, y que se retirará a finales de julio.

En juego, argumentan los legisladores, está el fallo de 1973 de Roe vs. Wade, que consagra el derecho legal a las mujeres a abortar en EU.

“El presidente Trump nos ha dicho en sus propias palabras que su nominado casi con toda seguridad votará para cambiar la Roe vs. Wade y destrozará el sistema de salud accesible para millones de estadunidenses”, dijo este lunes el senador demócrata Chuck Schumer en una columna de opinión en el New York Times, estableciendo la estrategia de su partido para la pelea que viene.

Kennedy, un moderado de 81 años, impidió por mucho tiempo que la Corte tuviera un sesgo conservador favorecido por los republicanos. La semana pasada, Trump dijo que su sucesor saldría de una lista de 25 candidatos avalados por las organizaciones conservadoras Heritage Foundation y Federalist Society, que fue hecha pública el año pasado. El presidente anunciará su elección el 9 de julio.

La vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que si bien Trump no está a favor del aborto, no está presionando a sus candidatos en temas específicos. “Él está buscando a individuos que tengan el intelecto correcto, el temperamento correcto y respeten la Constitución”, afirmó.

“El presidente es pro vida, pero en términos del proceso de selección del candidato para la Suprema Corte... no discutirá temas específicos con esos nominados”, añadió.

La Casa Blanca aspira a que el nominado sea aprobado en octubre por el Senado, antes de las elecciones intermedias de noviembre, en las cuales los demócratas esperan tomar el control de una o de ambas cámaras del Congreso.

El Senado tiene una cerrada diferencia, 51 republicanos frente a 49 demócratas. Un republicano, John McCain, padece cáncer y es poco probable que vote, y los demócratas podrían rechazar al nominado de Trump si siguen unidos y atraen de su lado a un senador republicano moderado.

De otra parte, el gobierno estadunidense confía en programar una segunda cumbre entre Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-un, en septiembre en Nueva York, si Corea del Norte avanza hacia la desnuclearización, informó el portal de noticias Axios, citando como fuente a funcionarios.

La cita coincidiría con la llegada a Nueva York de líderes de todo el mundo para la Asamblea General de las Naciones Unidas, cuya sesión de debate iniciará el 25 de septiembre. La Casa Blanca no hizo comentarios sobre la posible reunión, que seguiría a la del 12 de junio en Singapur.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, viajará a Corea del Norte este 5 de julio para “continuar las conversaciones” y se encontrará con Kim Jong-un y su equipo, indicó Sanders.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.