Detienen en EU a mujeres por simpatizar con EI

Noelle Velentzas, de 28 años de edad, y Asia Siddiqui, de 31 años, fueron detenidas tras supuestamente intentar elaborar una bomba y compartir ideología con el grupo terrorista.
Detienen en EU a mujeres por simpatizar con Estado Islámico
Detienen en EU a mujeres por simpatizar con Estado Islámico. (AP)

Nueva York

Fiscales federales acusaron hoy a dos mujeres de Nueva York, que mostraron abierta simpatía por el grupo extremista Estado Islámico (EI), de intentar construir una bomba a fin de lanzar un ataque en territorio estadunidense.

En un comunicado, la oficina de la procuradora del distrito este de Nueva York indicó que las acusadas son Noelle Velentzas, de 28 años de edad, y Asia Siddiqui, de 31 años, que compartían una vivienda en el condado de Queens, y que habían adquirido materiales explosivos.

Documentos de la corte revelaron que las acusadas habían de manera repetida manifestado su apoyo a la yihad violenta, tanto en poemas escritos por publicaciones financiadas por el grupo terrorista Al-Qaeda, como en foros público, donde habían asentado admiración por Osama bin-Laden.

La procuraduría informó que Siddiqui había escrito el poema abogando por la yihad violenta y Valentzas había sostenido que Bin-Laden era "uno de sus héroes". Ambas se habían declarado además como "ciudadanas del Estado Islámico", en referencia al grupo extremista.

Valentzas había afirmado, de acuerdo con la acusación, no entender la razón por la que estadunidenses viajaban al extranjero para unirse a la yihad, cuando había más oportunidades de "complacer a Alá" en el propio territorio de Estados Unidos.

Desde agosto pasado, además, las acusadas habían planeado construir un explosivo para llevar a cabo un ataque terrorista en Estados Unidos y para "hacer historia", reveló la procuraduría. Para ello habían adquirido ya varios precursores explosivos.

La acusación apunta a que habían obtenido componentes para hacer una bomba como la del ataque de 1993 del World Trade Center en Nueva York, otros utilizados en 1995 en actos terroristas de la ciudad de Oklahoma, y otros empleados en el ataque a la maratón de Boston de 2013.

"Estamos comprometidos a hacer todo lo posible en nuestras capacidades para detectar, interrumpir y evitar ataques por extremistas violentos nacionales", dijo la procuradora del distrito este de Nueva York, Loretta Lynch, en un comunicado.