“En este siglo, un espermatozoide no puede elegir al jefe de Estado”: Iñaki Anasagasti

El legislador no esconde su vena republicana y critica al PSOE por sostener a la monarquía, al tiempo que acusa al rey Juan Carlos de Borbón de estar tras la intentona golpista de 1981 y al que ...
El político por el PNV califica a la infanta Cristina como “una de las grandes ladronas” de España.
El político por el PNV califica a la infanta Cristina como “una de las grandes ladronas” de España. (Fernando Alvarado-EFE)

Madrid

El senador del Partido Nacionalista Vasco (PNV), Iñaki Anasagasti, es una de las figuras más críticas de la monarquía. En entrevista, califica de “sucesión forzada” la abdicación de Juan Carlos I; llama “ladrona” a la infanta Cristina y acusa al rey de cobrar comisiones. Pero también opina sobre la dificultad de realizar un referendo ahora para decidir entre monarquía o república.

Más allá del discurso oficial, ¿por qué se va el rey?

Se va fundamentalmente porque la situación política española es muy distinta a la que él ha presidido, porque el Partido Socialista (PSOE) empieza a perder pie, porque este partido ha sostenido fundamentalmente a la monarquía y porque el secretario general (Alfredo Pérez Rubalcaba) de los socialistas presentó su renuncia por el mal resultado en las elecciones parlamentarias europeas. Al renunciar, se han dado cuenta de que viene un nuevo partido socialista con gente joven. Es decir, veían un poco en peligro la posibilidad de una sucesión normal y han forzado la máquina para hacerlo de prisa. Durante 39 años se hicieron las cosas de una manera y en menos de una semana de otra.

¿Ha tardado en irse?

Soy partidario de que no debió haber venido nunca. En España llegó la democracia como consecuencia de unas elecciones en 1931. Al rey Alfonso XIII lo mandaron al exilio, hubo un debate parlamentario y se decidió que ni él ni su familia volvieran a pisar España; incluso lo procesaron. Pero vino una guerra civil, que además en México se conoce muy bien porque el país acogió a muchos exiliados; y después la dictadura de Francisco Franco de casi 40 años. Este dictador dijo que su sucesor iba ser Juan Carlos de Borbón; además mencionó muy claro que no se trataba de una restauración monárquica, sino de una instauración, así que esta monarquía fue avalada por una dictadura.

¿Para qué le sirve a España una monarquía?

La Constitución dice que es un símbolo de unidad y permanencia, usted sabe que la unidad de la patria en España es sagrada y el tema de la unidad la dan los Borbones porque se han ido al exilio cinco veces y cinco veces han vuelto. Ahí los tenemos, y no hay manera de que se vayan definitivamente. Si hay un sistema anacrónico, es la monarquía. Que sea un espermatozoide, en lugar del voto popular, quien elija al jefe de Estado se puede comprender en el siglo XV, pero nunca en el siglo XXI. Que España se presente con un planteamiento así es muy lamentable.

¿Los escándalos de corrupción en la Casa Real fueron claves en la abdicación?

La monarquía ha estado protegida por la censura durante 39 años, incluida la prensa, que hizo un pacto de silencio. El intento del golpe de Estado en 1981 fue, de alguna forma, insinuado por el propio rey, porque el rey es muy ligero y muy frívolo, ya que alentaba a los militares para quitar al presidente Adolfo Suárez y poner un general. Por tanto, él fue gran responsable de aquel intento de golpe, y luego por muchos años ha estado blindado.

“Nos han presentado al rey como padre de una familia modélica, y de eso no tiene nada. Un hombre con amantes públicas y declaradas, un hombre al que no se le podían ni estudiar sus cuentas; un hombre que ha cobrado comisiones; un hombre frívolo que desaparecía y se iba a cazar osos y elefantes. Lo que pasó es que la última vez se cayó y se rompió la cadera, y se demostró que en plena crisis, con un desempleo de seis millones de personas, resulta que el rey estaba en África con una amante cazando elefantes. Pero este hombre que accidentalmente mató a su hermano menor en 1956 —y no lo culpo por ello, porque fue un accidente— volvió a coger un arma. Una persona que mata a otra no vuelve a tomar una pistola en toda su vida, pero éste sí… Por tanto, la gente se ha dado cuenta de que estamos ante una gran mentira, una mentira que ha tenido muchos cómplices para que se mantenga en el tiempo”.

Con la crisis actual, ¿el país está para sostener a una monarquía?

Pues, no está. Sus defensores siempre dicen que la monarquía española es muy barata. Aparte de que tiene una asignación carísima (poco más de ocho millones de euros al año), en los distintos miisterios está el gasto del transporte; en otros, los viajes; en otro, el mantenimiento de la Casa Real, y eso lo pagamos todos los ciudadanos. Además, no hay manera de investigar sus cuentas. Se dice que el rey es uno de los hombres más ricos del mundo.

¿Es posible realizar un referendo para que se decida si se quiere o no la monarquía?

La clave está en la postura del Partido Socialista. En España han funcionado durante cuatro décadas dos partidos, el Partido Popular (PP) y el Partido Socialista. El delito de este último es apoyar una estructura casi de la derecha. Cuando haya una renovación de los socialistas, la gente joven va a cuestionar todo esto, aunque en estos momentos es difícil pensar en un referendo. El presidente Mariano Rajoy [del PP] dice que se haga, pero recuerda que no hay votos en el Congreso para ello [su partido tiene mayoría absoluta]. Pero que lo siga diciendo, está desafiando. Al final se puede ir planteando, sobre todo para ir creando ambiente.

¿Qué le pareció el mensaje de Rajoy sobre si quienes no quieran la monarquía acudan a las Cortes para reformar la Constitución?

Para modificar la Constitución hay que tener mayorías terribles, es muy difícil cambiarla, se han puesto candados por todas partes para que no se pueda tocar. Pero en política no hay mejor método que desafiar, para que la gente haga lo contario.

¿Qué siente cuando sabe que hay seis millones de desempleados y que la infanta Cristina compra zapatos de 900 euros?

La infanta Cristina es una de las grandes ladronas de este país y está procesada por ello, acostumbrada a vivir a cuerpo de rey, nunca mejor dicho. Se casó con un hombre del que dice que nunca se enteró de lo que estaba haciendo. O es tonta o es mentirosa, pero no creo que sea tonta porque si lo fuera, no trabajaría en La Caixa, en un puesto muy importante (que le consiguió el rey).  Más bien creo que está mintiendo.

¿Le gusta el futuro Felipe VI?

En primer lugar, el nombre me llama la atención, aunque está claro que uno le pone el nombre que quiere a su hijo. Pero hay que recordar que Felipe V, su antecesor, fue el peor rey de España en relación con Cataluña, porque los esquilmó, los persiguió, los machacó, y Cataluña en este momento es un gran problema para España.

“Yo lo veo como una persona más inteligente y discreta que el padre, con mayor formación, pero tiene un handicap: que se presente a elecciones y si las gana, pues que presida lo que quiera. Porque así como Felipe de Borbón hay muchas personas que podrían ostentar la jefatura de Estado español.