Cientos de especies, amenazadas por los incendios en Borneo

Señalan a empresas de aceite y derivados de celulosa como los posibles responsables.
Los orangutanes jóvenes contraen infecciones respiratorias.
Los orangutanes jóvenes contraen infecciones respiratorias. (Kiky/EFE)

Kuala Lumpur

Los incendios que asuelan Indonesia amenazan a la fauna y flora de la isla de Borneo, una de las regiones más ricas en biodiversidad del planeta y en la que habitan orangutanes, rinocerontes de Sumatra y elefantes asiáticos.

El peligro se cierne también sobre al menos 380 especies de aves y más de 10 mil plantas diferentes, incluida la singular rafflesia, un parásito vegetal que produce la flor más grande del mundo, de hasta un metro.

"La magnitud del desastre que están causando los incendios es incalculable", declaró Pauline Laurensia Ela, directora de comunicación de la Fundación para la Supervivencia del Orangután (BOS, por su sigla en inglés).

BOS, que lleva a cabo programas de protección para orangutanes en Borneo desde 1991, se encuentra "absolutamente desbordada" por el efecto del fuego sobre la población de esos simios, considerados por los científicos como los más inteligentes del planeta, precisó.

Los responsables de los incendios, que iniciaron en junio y continúan arrasando, son presuntamente las firmas de aceite de palma y de derivados de la celulosa, señaló Laurensia.

El objetivo de esas empresas al propiciar los focos de fuego es ganar terreno a la jungla para utilizarlo para plantaciones. A esa supuesta actividad criminal se suman las labores tradicionales de limpieza agrícola.

En la reserva natural de Mawas, en la provincia indonesia de Kalimantan Central, en Borneo, donde trabaja BOS, conviven en libertad alrededor de 3 mil orangutanes en una superficie total de algo más de 300 mil hectáreas.

"Solo aquí se habrían calcinado hasta el momento más de 15 mil hectáreas. El fuego es casi imposible de extinguir debido a que no se produce en la superficie si no en las turberas del subsuelo" explica Laurensia.

La ecologista relata "la extrema dificultad para sobrevivir de los orangutanes más jóvenes debido a las infecciones respiratorias y la necesidad de suministrarles oxígeno, tratamiento médico e hidratación permanente".

"Somos muchas las ONG colaborando con el gobierno indonesio para intentar sofocar los incendios, pero la magnitud requiere más esfuerzos", aseguró Laurensia.

El Instituto Tecnológico de California, dependiente de la NASA, divulgó este octubre una imagen de Borneo captada por satélite que mostraba toda la isla cubierta por una gran nube de humo de una superficie de más de 450 kilómetros de ancho.

Esta densa capa de humo proveniente de los incendios está afectando a otras especies animales más allá de Borneo, como las aves que pasan por Malasia en su recorrido migratorio desde sus lugares de cría en el norte de Asia.

"Estamos preocupados por los efectos del humo en las personas, pero las consecuencias para muchos animales, en especial para las aves migratorias, son mucho peores", dijo en rueda de prensa Vicent Chow, presidente de la Asociación Malasia de Naturaleza.