Escándalo en Francia por grabaciones de asesor de Sarkozy

El historiador Patrick Buisson, asesor del ex presidente francés, grababa a sus espaldas las reuniones, lo que provocó una ola de indignación en la derecha.
Nicolas Sarkozy, durante su etapa como presidente de Francia
Nicolas Sarkozy, durante su etapa como presidente de Francia (Reuters)

París

Patrick Buisson, asesor de Nicolas Sarkozy, grababa a sus espaldas las reuniones con el ex presidente de Francia, según extractos publicados hoy por la prensa que provocaron una ola de indignación en la derecha. Una personalidad controvertida desencadenó este escándalo sin precedentes en Francia. Se trata del historiador Patrick Buisson, de 64 años, procedente de la extrema derecha, quien ya había sido acusado de haber empujado excesivamente hacia la derecha la campaña electoral del presidente saliente. Esto, según los moderados del gran partido conservador UMP, contribuyó a la derrota de mayo de 2012 ante el socialista François Hollande.

Buisson fue acusado de haber cometido "una forma de violación" por Henri Guaino, autor de numerosos discursos de Sarkozy. Christiane Taubira, ministra de Justicia del presidente Hollande, afirmó hoy que se sentía "aterrorizada" ante esta "deslealtad", y denunció una violación de la "moral pública" y de "las instituciones". Cuando faltan 18 días para las elecciones municipales, que quería convertir en un trampolín para su reconquista del poder, la Unión por un Movimiento Popular (UMP), ya afectada por sospechas de favoritismo sobre su presidente Jean-François Copé, debe enfrentar nuevamente desórdenes que potencialmente pueden perjudicarlo.

Este caso fue revelado por el semanario satírico Le Canard Enchaîné y el sitio web de información Atlantico después de una primera mención en el semanario Le Point el 11 de febrero. El Canard Enchaîné consagra hoy una página a una reunión realizada en el palacio presidencial del Elíseo para preparar una reestructuración del gabinete el 26 de febrero de 2011. Se trata del reemplazo del ministro del Interior, Bruce Hortefeux.

"Brice dice que el sentimiento de inseguridad disminuyó, todos los estudios muestran que no es cierto", afirma Sarkozy, quien había convertido a la lucha contra la inseguridad en uno de sus caballos de batalla. "En materia de inmigración, Brice está inhibido", responde Buisson. Después de la grabación del discurso en el cual anuncia la reestructuración a los franceses, Sarkozy vuelve: "'¿No escucharon a esos perros imbéciles que aullaban' (en los jardines del Elíseo)?" "Buisson responde: '¿Te refieres a los periodistas?'"

El sitio Atlantico, considerado cercano al ex mandatario, publica cuatro extractos sonoros del mismo día, que mezclan conversaciones políticas y privadas. En uno de ellos, realizado después de terminada la reunión, se escucha al publicista Jean-Michel Goudard, asesor de comunicación del presidente, y a Buisson, hacer comentarios mordaces sobre la Primera Dama. ¿"Es duro, eh?" pregunta el historiador refiriéndose a la cantante y ex modelo Carla Bruni-Sarkozy. "Si yo no la conociera un poco mejor desde la tele hubiera encontrado eso ... lamentable", responde Goudard.

El abogado de Buisson, Gilles-William Goldnadel, reconoció el martes la veracidad de esas grabaciones, pero alegó que se trataba de "documentos de trabajo". En un comunicado transmitido a la AFP por su abogado, Patrick Buisson se defiende: "Como participante fundamental en esas reuniones", él "no podía tomar notas escritas y utilizaba esas grabaciones para preparar la reunión siguiente". Dichas grabaciones "eran destruidas después, salvo evidentemente algunas que fueron robadas y de las cuales actualmente se hace una utilización extravagante y perversa", afirmó.

El secretario del Partido Socialista, Harlem Désir, consideró que dichas grabaciones "lanzan una fuerte luz sobre el quinquenio de Nicolas Sarkozy. Un quinquenio de intrigas, de traiciones, de cinismo, dinero y desprecio por el Estado". Nicolas Sarkozy no rompió con Patrick Buisson después de su derrota electoral. Según una buena fuente, se reunió con él en febrero, en vísperas de la información publicada por Le Point.