Nueva erupción del volcán Calbuco en Chile

La erupción fue menor a las dos registradas la semana pasada y se espera que en las próximas horas disminuya la actividad. 

Chile

El volcán Calbuco hizo erupción esta mañana, una semana después de que iniciara una etapa eruptiva intensa que provocó daños materiales pero no dejó víctimas. 

"Tal como se proyectó, ha llegado el tercer pulso eruptivo en el volcán Calbuco. Alerta Roja", indicó el Servicio Nacional de Geología y Minería de Chile (Sernageomin), en su cuenta de Twitter.

Pasado el mediodía, el cráter del Calbuco expulsaba una enorme columna de humo y ceniza, que se dirigía hacia el sur.

En las erupciones del miércoles y jueves de la semana pasada, la columna eruptiva alcanzó hasta los 17 km de extensión.

"No deberíamos tener complejidades mayores, aparte de las que van a tener las personas que viven al sur del volcán", agregó Aley, quien precisó que "no estamos en una situación de peligro".

Por su parte, el director del Sernageomin, Rodrigo Alvarez, afirmó que no se esperan "eventos mayores al peak de los 17 km que ya tuvimos", pero indicó que la actividad del volcán se mantiene inestable.

"Este tercer pulso tampoco significa que ha terminado la situación eruptiva del volcán Calbuco", agregó Alvarez.

Las autoridades esperan que en el transcurso de la próxima hora el pulso debiera comenzar a decaer.

La zona de resguardo, definida a 20 km a la redonda del cráter, se mantenía bajo evacuación desde los eventos de la semana pasada, cuando se evacuaron más de 6 mil personas.

En la zonas más aledañas al volcán, algunas personas habían sido autorizadas a regresar a sus hogares, para recoger enseres y alimentar a sus animales, pero debieron evacuar rápidamente tras la nueva erupción de este jueves.

En el centro de las ciudades más cercanas, Puerto Montt y Puerto Varas, se generaron algunas escenas de agitación, con miles de personas intentando recoger a sus hijos de colegios o cargando combustible, según imágenes de las televisoras locales.

De acuerdo a las autoridades, éste tercer pulso eruptivo era esperado tras las erupciones del miércoles y jueves de la semana pasada, que en conjunto expulsaron unos 210 millones de metros cúbicos de cenizas.