• Regístrate
Estás leyendo: Enfoque: Podemos, al ataque en Cataluña en nombre de la "emergencia social"
Comparte esta noticia
Domingo , 21.10.2018 / 03:46 Hoy

Enfoque: Podemos, al ataque en Cataluña en nombre de la "emergencia social"

El partido de izquierda radical español ha lanzado en la campaña electoral catalana una ofensiva por la "emergencia social" que pretende superar el debate independentista.

Publicidad
Publicidad

Hablan de "emergencia social", no de independencia: el partido de izquierda radical español Podemos lanza una ofensiva campaña en Cataluña, que inquieta al campo independentista del presidente Artur Mas porque podría comprometer su victoria en las elecciones regionales del 27.

"Ya sabemos que unos son del 'sí' a la independencia, que los otros son del 'no', ¿pero van a decir algo más en campaña?", lanzó el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en un mitin en la periferia de Barcelona que clausuró con el puño alzado y rodeado de huelguistas de una fábrica en riesgo de deslocalización.

"Su estrategia es llevar el reloj hacia atrás y decir: olvidémonos de la independencia, que es una cortina de humo, para ver la realidad de este gobierno" que presenta como "la élite de siempre, corrupta, conservadora, que acortó los servicios sociales", comenta el politólogo José Ignacio Torreblanca, autor de un ensayo sobre la ascensión fulgurante de Podemos.

El conservador Artur Mas, presidente catalán desde 2010, y sus aliados independentistas --de derecha e izquierda-- presentaron este escrutinio como un plebiscito, a favor o en contra de la secesión. Si obtienen la mayoría de escaños del parlamento, prometen lanzar un proceso irreversible para separarse de España en 18 meses.

Su corta victoria, anunciada por muchos sondeos, podría estar amenazada por Podemos, nacido en enero de 2014 para "convertir la indignación en un cambio político" y llamando a las "clases populares" a movilizarse tras años de crisis.

"La gente humilde tiene que salir a votar el 27", repetía Iglesias, de 36 años, candidato nacional para desbancar, en diciembre, al conservador Mariano Rajoy de la presidencia del gobierno español.

Podemos y sus aliados apuntan sus flechas hacia "su querido Artur Mas", atacándolo por sus pactos con el partido de Rajoy en materia de derechos laborales o fiscalidad.

Referéndum sí, independencia no

"El gobierno de Mas había hecho las políticas de austeridad más duras de España y no tenía muchas esperanzas de captar votos de izquierda", comenta el analista Joan Botella, decano de la facultad de ciencias políticas de la Universidad Autónoma de Barcelona.

El fracaso de su partido en las municipales de mayo "le hizo ver el riesgo de una victoria de los 'indignados' en las elecciones catalanas", añade. Por ello, formó "una coalición muy extraña porque une independentistas de un partido de derecha y neoliberal y de un partido de izquierda".

Por su parte, Podemos se alió con dos formaciones ecolocomunistas catalanas, ICV y EUiA. Según varios sondeos, esta lista sería tercera, justo detrás de Ciudadanos, un joven partido de centroderecha nacido hace diez años contra el nacionalismo catalán.

Podemos encuentra muchos apoyos entre los "inmigrantes del interior", como los andaluces residentes en Cataluña. Muchos se congregaron en un mitin esta semana en Mollet del Vallès, cerca de Barcelona.

"Soy comunista, ex obrero, un andaluz que lleva 21 años aquí y mi mujer es catalana", dice a la AFP Juan Jaimez Mercado, de 62 años. "La independencia no me dice nada. Al final soy un trabajador y lo que quiero es que mis hijos y mis nietos vivan mejor que yo. No me importa que el país se llame España o Cataluña".

La lista de Podemos se enorgullece de ser "la única" en reclamar un referéndum de autodeterminación en Cataluña -como exige Mas desde 2012- y defender, al mismo tiempo, la permanencia de esta región en España.

Podemos ofrece un salida honorable al bando del "sí" y parece tener mucho a ganar. "Curiosamente, está en el centro del debate político" entre independentistas y antiindependentistas "porque después de las elecciones pueden inclinar una mayoría de un lado o de otro", asegura Torreblanca.

Por ello puede seducir a los "indignados" indecisos como Sara González, profesora sin trabajo, que duda todavía entre Podemos y la CUP, la extrema izquierda independentista.

"Mucha gente pensamos que España se tendría que construir de otra manera, que el modelo de Estado actual está obsoleto. Pero la prioridad evidente es el día a día, la gente necesita trabajo y vivienda", asegura.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.