• Regístrate
Estás leyendo: Encuentros formales Cuba-EU, hasta enero
Comparte esta noticia
Domingo , 23.09.2018 / 13:38 Hoy

Encuentros formales Cuba-EU, hasta enero

La subsecretaria de Estado para América Latina encabezará el equipo estadunidense en La Habana para aterrizar la normalización de relaciones.

Publicidad
Publicidad

Las negociaciones formales que deberán conducir a una normalización plena de las relaciones Estados Unidos-Cuba arrancarán en La Habana en la segunda mitad de enero, aseguró la subsecretaria de Estado para América Latina, Roberta Jacobson.

Para ello, las dos delegaciones decidieron elevar sustancialmente el nivel de diálogo de una reunión que ya estaba prevista y que se debía concentrar en discutir temas migratorios.

Barack Obama y Raúl Castro anunciaron el miércoles el comienzo de un proceso para normalizar las relaciones diplomáticas entre ambos países, rotas desde 1961, que contempla la apertura de embajadas en Washington y La Habana en los próximos meses.

La propia Jacobson encabezará la delegación que asistirá a esas conversaciones, la primera etapa de una serie de negociaciones hasta alcanzar la completa normalización de las relaciones.

En ese contexto, Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca, declaró ayer que “no descartaría una visita del presidente (Raúl) Castro” a EU.

Desde El Vaticano, el papa Francisco aseguró ayer que estaba “muy contento” por la decisión de EU y Cuba de normalizar relaciones. “Estamos todos muy contentos porque hemos visto cómo dos pueblos, que se habían alejado por años, han dado un paso para acercarse”, improvisó el pontífice ante un grupo de 13 nuevos embajadores que presentaban sus cartas credenciales.

La ex secretaria de Estado Hillary Clinton, que evalúa competir en la carrera por la Casa Blanca en 2016, externó su apoyo a la decisión de Obama de “cambiar de rumbo” en la política hacia Cuba.

Pero también hubo críticas por parte de los congresistas republicanos cubano-estadunidenses.

El senador Marco Rubio, así como Ileana Ros-Lehtinen y Mario Diaz-Balart, también congresistas anticastristas de Florida, dijeron que están evaluando todas las medidas para evitar en el Congreso restablecer relaciones diplomáticas con la isla.

Mientras tanto, la mayoría de los cubanos parece haber acogido con esperanza la decisión de Obama de cambiar la política de EU hacia la isla, donde 75% de sus más de 11 millones de habitantes nació y creció padeciendo los rigores del bloqueo económico, comercial y financiero decretado por Washington hace medio siglo.

Los isleños suponen que la anunciada normalización de relaciones entre los dos gobiernos “tiene que ayudar a mejorar nuestras vidas”. Fidel Castro, en tanto, no se había pronunciado hasta la tarde-noche de ayer.

El diario Granma, portavoz del gobernante Partido Comunista, reprodujo ayer íntegro el discurso de Obama del miércoles, que fue transmitido por televisión en vivo ese mismo día, a la par de que el presidente Castro argumentaba por qué era conveniente para el país aceptar un diálogo de iguales con EU.

Para el opositor Guillermo Fariñas, el anuncio de Obama es “una traición a los demócratas”. El presidente “se había comprometido a tener en cuenta la opinión de los opositores ante cualquier medida relativa a la isla”, dijo.

La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, se pronunció en términos similares, y la bloguera Yoani Sánchez escribió que con las decisiones de Obama “el día D se tarda”, en alusión a la caída del gobierno cubano.

MÉXICO APOYA EL ACERCAMIENTO

El presidente Enrique Peña Nieto sostuvo una conversación telefónica con su homólogo cubano Raúl Castro Ruz para comentar el contenido y el alcance del reciente anuncio hecho por los gobiernos de Cuba y Estados Unidos en torno a la normalización de sus relaciones diplomáticas.

A través de un comunicado, la Presidencia de la República informó que el mandatario mexicano lo felicitó por la decisión conjunta de superar las diferencias mediante el diálogo y lograr un primer acuerdo para restablecer sus nexos bilaterales.

El jefe del Ejecutivo manifestó el apoyo de su gobierno en el proceso de acercamiento entre Cuba y EU, países a los que México considera cercanos y prioritarios.

El presidente Castro celebró el excelente nivel en el que se encuentra actualmente la relación bilateral México-Cuba.

Reconoció la decisión de México de relanzar y fortalecer durante estos dos últimos años la relación bilateral y mantener en la agenda regional la importancia del acercamiento entre Cuba y EU.

Asimismo, se congratuló por el respaldo mexicano al proceso de actualización del modelo cubano y por los esfuerzos por promover la mayor participación de empresas mexicanas en ese país.

El presidente Peña Nieto refrendó la invitación para que Raúl Castro realice una visita a nuestro país. (Silvia Arellano/México)

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.